Está aquí
Home > Medios tandilenses > JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

JORGE DAMES: «EJERCER EL DERECHO PENAL ES CASI UNA TERAPIA INTENSIVA»

(Galería de fotos, audio y videos). El reconocido abogado penalista de la ciudad se prestó con la mejor predisposición a la entrevista en Dios las cría, el programa con mirada femenina de Cosa de Serranos.

“¿No sé si me harán las preguntas indiscretas?”, dijo -entre risas- Jorge Dames estando al tanto del ya clásico cuestionario que hacen Paula y Luisina

Las conductoras de Dios las cría (hacete amigo) le agradecen la gentileza a Jorge porque se fue, con traje y todo, desde el Estudio de trabajo a nuestros estudios en FM Galáctica (97.1) y charló de todo un poco.

Compartimos algunas de sus frases, aprovechamos la nota para saludar a su mujer Patricia y a uno de sus hijos, Leandro, quienes estuvieron sintonizando la 97.1 entre las 20 y las 22hs. E invitamos a los lectores a escuchar el programa entero en el audio que adjuntamos o bien pueden visualizar los videos con algunos fragmentos de la nota.

VIDEO 1

“Ejercer el Derecho Penal es casi una terapia intensiva”.

“Los juicios penales son difíciles, complejos. Además de lo emocional”.

-¿Cuál fue el caso más complicado que te haya tocado manejar?

-He tenido muchísimos casos. En realidad, que recuerde así vividamente, por lo atípico fue un caso de hace muchos años en el cual existía una imputada por homicidio, justamente, y en el curso del juicio oral –yo ya venía sospechando que me estaba ocultando algunas cosas- y si bien esta persona estaba en el borde de una inimputabilidad resultó, en el medio del juicio y tipo película, que no solamente no era la culpable sino que estaba cubriendo a otra persona que estaba ahí como testigo. Eso fue hace bastante tiempo. Y otro caso fue de una chica muy joven, de veintipico de años –así como ustedes- (¡¡las chicas agradecieron!!) que me vino a ver y me dijo que se sentía muy mal porque había denunciado hacia muchos años al padrastro por abuso sexual, por violación y éste hombre estaba en la cárcel y no había sido. En aquella época el procedimiento era distinto y tuve que hacer un recurso extraordinario de revisión y tuvo que someterse ante el Tribunal y confesó que ella tenía una gran antipatía para con la pareja de su madre y había tenido relaciones con un novio y, cuestión, terminó acusando a este hombre que terminó 9 años presos sin haber cometido el delito. Un caso inesperado. Y en aquella época tampoco existía ley por resarcimiento.

“El delito en sí sigue siendo más o menos igual en cuanto a las claudicación ética de quien lo comete y la persecución del Estado que busca siempre ciertos estereotipos para perseguir”.

“Han cambiado cosas, las estafas son más sofisticadas. Los secuestros virtuales, etc”.

“Eso que se dice comúnmente y que es paradojal, `que había más códigos antes´, no deja de ser cierto entre los delincuentes. Golpear, matar, así impunemente –no acá en Tandil, al menos no lo vemos- no existía. Creo que eso es porque está todo muy acompañado de la droga. La drogodependencia”.

“Cualquiera puede desaparecer del juicio. Puede desaparecer el fiscal y ser un damnificado el acusador, como ocurra en ciertos delitos, o incluso el juez transformarse en un sacerdote como en la adquisición, lo que fuera. Lo que realmente habilita la noción de proceso y justifica su estructura es la defensa. Sin defensa es una parodia, sin defensa es autoritarismo puro. El criterio que tenés que utilizar es examinar realmente qué posibilidades tiene. Porque no es binario esto, no es o culpable o inocente. Hay mil gamas entre medio. Digamos, uno está colaborando con la Justicia”.

“Si hubiera circunstancias, como ha ocurrido, en las que no me sintiera en condiciones de ser imparcial y defender con dignidad tengo que excusarme”.

“He pasado malos momentos por desinteligencia de la gente. Lo que uno va diciendo en defensa de la otra persona, el damnificado se mimetiza con la situación de la víctima y te miran como si vos fueras el imputado. No disciernen que vos estás cumpliendo un trabajo y eso es doloroso”.

VIDEO 2:

“Mi mujer, Patricia, era secretaria del juzgado criminal y correccional de Azul. Yo viajaba constantemente a Azul. Y ahí la conocí. Tenía 34 años y era soltero. Venía en ese aspecto… digamos: era muy soltero. Ella tiene 10 años menos. Recién recibida, abogada, muy linda. Ella quiere que lo diga (risas). Que había nacido para modelo, reina, etc., etc. Yo ya venía con muchos kilómetros, porque me había recibido hacía mucho tiempo y tenía un trabajo muy grande y con mucho éxito y nos enamoramos. Fue un noviazgo extremadamente rápido, por cuanto en cuatro meses y pico decidimos casarnos. Fue rápido y conmocionante en Azul porque el Registro Civil estaba ahí mismo en Tribunales por lo que armé todo para que el casamiento sea bien temprano. Siete, ocho de la mañana (risas). Los pronósticos hubiesen dicho que era más probable que no funcionara. Trabajo con ella y es otro de los factores de asombro en cuanto a que rompemos los esquemas tradicionales. Disfrutamos de trabajar juntos. Ella es brillante en lo que hace y compartimos y crecimos juntos. El Derecho lo que necesita es continuidad. Es como una competición cualquiera, si uno la abandona la puede retomar pero es necesario siempre estar con esa adrenalina de los casos. Sentar jurisprudencia”.

“En casa surgen los temas laborales. No hay un pacto de no tocar temas laborales. Yo soy un apasionado de lo que hago”.

 

Luppa es main sponsor de Dios las cría

Deja una respuesta

Top