Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > EL SINDROME DE LA BELLA DURMIENTE

EL SINDROME DE LA BELLA DURMIENTE

También lo padece (o padecía) un tandilense…

No se llama exactamente así, su nombre real es síndrome de Kleine-Levin, una enfermedad rara de la que se desconoce su tratamiento y que se da en adolescentes. Se conocen alrededor de mil casos de personas que la padecen en todo el mundo. Los síntomas se reflejan en la pérdida de lucidez, el sueño se apodera del cuerpo. Puede estar plácidamente dormida en la cama durante dos o más semanas.

Una chica muy linda está siendo noticia en el mundo entero por este caso y nosotros, los tandileros, también tenemos nuestro “bello durmiente”.

Se llama Javier Martín Creparula, un joven en cuerpo de modelo (por lo flaco) que durante toda su adolescencia se vio envuelto en sábanas la mayoría del tiempo.

Cuentan una anécdota increíble y es que “Javel”, como lo apodan algunos, una vez estando en Buenos Aires –mientras hacía que estudiaba- durmió 23 horas seguidas. Y cuando despertó, vio su récord y se quedó haciendo fiaca una hora más en la cama para superarse así mismo. Increíble mentalidad. Luego, fue por una hora más pero ya le dolía la espalda y se tuvo que levantar.

Lo más increíble de su caso es que de tanto dormir paradójicamente y como siempre ocurre le agarraba más sueño pero esos lapsus de siestas eternas eran tan largos que por la noche, de tanto en tanto, el insomnio se apoderaba de él, pero como era (y es) un tipo al que no le sobran vitaminas y minerales… ¡¡pateaba la cama para dormirse de nuevo!! Y con esa mera acción lograba tal cansancio que efectivamente volvía a caer en los hechizos de su “holganazanero” placer…

Todo un personaje que hoy en día es un productor exitoso y tiene mucha creatividad.

Deja un comentario

Top