Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > UN TANDILENSE QUE SACO A PASEAR A RIQUELME

UN TANDILENSE QUE SACO A PASEAR A RIQUELME

El crack bostero paso por el Autodromo de Buenos Aires a saludar al serrano Leonel Pernía, con quien compartió entrenamientos cuando este jugaba en Boca.

Las cualidades futbolísticas de Riquelme son indiscutidas, pero a más de uno se lo escuchó por ahí criticar al diez de Boca porque es, supuestamente, lento para trasladarse en la cancha. Mejor dicho: que no le gusta correr. Sin embargo, este viernes el enganche ha callado esas voces. Sí, es así, Román corrió… Se dio el lujo de subirse a un TC 2000 antes de pegar su vuelta ante Argentinos en la Bombonera. Mirá vos…

Mediante una invitación, el ídolo Xeneize estuvo presente en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Capital Federal, en la previa a los 200 km del TC 2000, para acompañar en una vuelta a Leonel Pernía, el puntero del torneo y con quien compartió algunos entrenamientos en la Reserva de Boca. El piloto es, además, uno de los hijos de una vieja gloria Xeneize: el Tano Pernía. Así, Riquelme, acostumbrado a ser el conductor de su equipo, esta vez le dejó el mando del auto a Leo y se ubicó como copiloto en el Honda New Civic. Otro que estuvo presente fue Lucas Viatri, quien desde boxes vio cómo Román giraba en el coche.

“Fue divertido. Fue bastante rápido, pero Leo me dice que el otro auto anda más fuerte. La cosa será el domingo para él. Estoy contento de estar acá”, sentenció el enganche, con una sonrisa de oreja a oreja, mientras descendía del automóvil en boxes. “Estoy agradecido por la invitación. Ojalá que la gente puede pasarla bien y le regalemos un gran partido”, concluyó Román, con respecto al partido ante el Bichito de La Paternal, que marcará su regreso al fútbol tras haber estado parado seis meses por la lesión en su rodilla izquierda.

Para los que dicen que Riquelme es lento, acá tienen la respuesta. El volante e ídolo de Boca anda y anda en el Oscar y Juan Gálvez…

Deja un comentario

Top