Está aquí
Home > Todo y Nada > CRISTIAN SEGURA INSISTE

CRISTIAN SEGURA INSISTE

En un cruce de acusaciones, el artista plástico tandilense envió a La Voz de Tandil su respuesta, con documentación adjunta, ante la contestación de la Prof. Indiana Gnocchini. En ella desmiente y corrige la justificación municipal, «plagada de inexactitudes».

Sr. Intendente municipal
 
A las observaciones realizadas sobre la falta de apoyo municipal a mis últimas actividades artísticas realizadas en el exterior -que me atreví a hacer públicas el pasado jueves le siguió una réplica de la funcionaria que usted ha puesto a cargo de la dirección Municipal del Museo de Bellas Artes y que fuera publicadas en la edición digital de La Voz de Tandil del día viernes.
 
No fue mi intención, entonces, personalizar las responsabilidades y por ello en ningún momento referí nombres o cargos, pero entiendo que la respuesta espontánea de la directora hace innecesario ahora ese detalle.
 
En tal sentido, la réplica que fue efectuada en nombre del Municipio y de la gestión que usted encabeza trata de demostrar que mi reclamo no coincide con la realidad de los hechos. Pero el problema es que dicha justificación está plagada de inexactitudes, desconociendo el motivo de tal groseras diferencias.
Sin pretender exponerlos a todos en esta oportunidad, pero que podría hacerlo de ser necesario, valgan a modo de ejemplo los siguientes dos puntos que detallo:
 
“Que con respecto a la solicitud realizada de U$S 3000, el Departamento ejecutivo nunca ha subsidiado por montos similares a persona física alguna, a pesar de que en muchas oportunidades se hicieron los mayores esfuerzos, la situación económica del municipio hace imposible realizar tamaña erogación”.
Este punto no necesita otra respuesta que la cita textual de la solicitud presentada por mí al señor intendente, el primero de octubre de 2010, bajo nota Nº 9968:
 
“Como podrá ver en la carta que adjunto, la Fundación Crear de Chile cubrirá mi viaje aéreo Buenos Aires-Santiago y Santiago-Iquique (ida y vuelta) y mi alojamiento en Iquique. No obstante, para poder asistir necesito cubrir mis gastos de traslado Tandil- Ezeiza (ida y vuelta), tasa de embarque, mis comidas en Chile y la producción de un video para mi presentación. Por tal motivo, solicito vuestra colaboración institucional de U$D 600.- (seiscientos dólares estadounidenses) para poder concurrir.”
Como se ve, la cifra que hace pública la funcionaria de su Gabinete es cinco veces mayor a la solicitada en la nota.
 
“Que asimismo durante el plazo de 2 años realizó actividades remuneradas por este municipio a través de la Dirección de Cultura y Educación por las cuales percibió 30 hs. cátedra máximo de honorarios para un agente en tales condiciones”.
 
El 29 de octubre de 2007 –con número de nota 12860- fue entregado a la entonces directora de Cultura, Claudia Castro, un proyecto formal para desarrollar un Programa Integral de Artes Visuales para la comunidad de Tandil. Dicho proyecto fue aprobado junto a la asignación de un presupuesto que incluyó mis honorarios por diseño, implementación y coordinación del programa que empezó y concluyó en los plazos previstos. Como queda claro, la remuneración recibida no fue en carácter de apoyo a mi actividad como artista –ni fuera ni dentro del país- sino que se limitó a una contraprestación de servicios como las tantas que contrata habitualmente el Municipio.
 
Esta falta de apego a la verdad de los hechos se suma a mi preocupación inicial por la falta de apoyo recibido como un integrante de la comunidad artística tandilense que se esfuerza a diario para representar en el resto del país y el extranjero a la ciudad en la que vive y se desarrolla.
 
Deseo remarcar que claramente recuerdo la totalidad de mí actuación profesional y no he incurrido en ningún “olvido involuntario” al manifestarme como refiere la Sra. Directora. En cuanto a las invitaciones que enumera, siempre las he respondido positivamente, apoyando así las exposiciones organizadas por el Museo, incluso produciendo obras especialmente y en el marco de sus instalaciones, lo que demuestra un esfuerzo extra de mi parte. Mi decepción radica en que no he podido contado con su apoyo cuando lo he solicitado en relación a mis necesidades, no a las suyas.
 
Sí coincido con la Sra. funcionaria en reconocer la insuficiencia de medios para cumplir con las demandas de los artistas, circunstancia que expone mediante frases como “la situación económica del municipio”, “en el marco de las posibilidades institucionales” y diversas situaciones que ejemplifica.-

Deja un comentario

Top