Está aquí
Home > Deportes > ARIEL ISLAS EN LA MARATON INTERNACIONAL DE BS AS

ARIEL ISLAS EN LA MARATON INTERNACIONAL DE BS AS

El pasado domingo 10 de octubre, se realizó una nueva edición de la Maratón Internacional de la Ciudad de Buenos Aires, los 42 km más importantes del país, auspiciados por la marca deportiva Adidas.

Emocionante, impactante, mas de 6.000 almas partieron a las 7:30 de la mañana del domingo a una nueva edición de los 42 K de Buenos Aires. Con poco entrenamiento, pero con las ganas suficientes de sacarme la espina de esa varicela que me dejó afuera de la edición 2009 a 3 días de largar, forme parte de esta maravillosa experiencia.

Los primeros km son medidos, buscando objetivos cercanos, primero el obelisco que esta en el km 11 luego buscar la cancha de Boca y así sucesivamente distintos puntos para mantener la cabeza ocupada en los objetivos.

Al pasar varios grupos de música, bailarines de tango, puestos de hidratación con bebidas isotónicas y frutas que ayudan a recuperar un poco de lo perdido durante el recorrido.

Pase el medio maratón en 1:56 y chirolas y a partir de ahí empecé a imaginarme que cada km que recorría era un pasito mas cercano al arco de llegada.
De ahí en más no queda mas que el corazón y la cabeza fuerte, por momentos agradecía a Dios cada uno de los km que recorría y le prometí a mi vieja que me mira desde arriba que este era su regalo, que me ayudara a llegar, que faltaba poco y que no podíamos fallar.

El km 37 se puso picante porque me sorprendió una pequeña molestia en el cuadriceps y baje un poco el ritmo para tratar de evitar algún calambre, ya en el 39 me olvide de la molestia (la cabeza estaba puesta ya en la llegada) y el ultimo kilómetro parece el mas largo de todos (claro es el km mas 195 mts), la manga de gente que te alienta sin conocerte es impresionante, hasta que faltando 400 metros en la ultima curva divise la llegada y me encontré con todas las emociones juntas, ganas de reír y de llorar a la vez.
Pare el crono bajo el arco en 4 03 22 y realmente les cuento que me largue a llorar como un nene.
Realmente la experiencia es única y ni bien termine la carrera me propuse entrenar a full para poder hacer una buena marca el año próximo.

Deja un comentario

Top