Está aquí
Home > Deportes > EL TOP TEN DE LOS TANDILENSES

EL TOP TEN DE LOS TANDILENSES

Esta semana, de los diez destacados, la mitad pertenece al mundo ovalado. Por Luis “Pepo” Ibarra, luispepoibarra@yahoo.com.ar (para El Eco de Tandil).

1) Rocío Emme (hockey). Si el hockey argentino, sobre todo femenino, nos tiene mal acostumbrados con chicas como Ro y Aladro los tandilenses podemos también regodearnos en ese sentido. La jugadora de Independiente realizó un gran certamen y ayer logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur y fue titular como zaguera en la finalísima. Una lástima que a las chicas se les haya escapado el encuentro decisivo ante Holanda (2-1) en tiempo suplementario con gol, nunca mejor dicho, de oro porque se merecían el trofeo pero está claro que tienen un enorme futuro y Emme lo propio.

2) Nicolás Benavídez (fútbol). El lateral izquierdo jugó en Independiente de nuestra ciudad en baby y un año para la categoría ’91 bajo la dirección técnica de Duilio Botella, al otro año pasó a préstamo a Ferro y de ahí lo fueron a buscar de Santamarina, equipo al que defendió por tres años consecutivos hasta que un amigo suyo, Cachetita Paz, se enteró que había una prueba en Gimnasia y Esgrima de La Plata y le dijo de ir juntos. Así, de chicos nomás, se mandaron sin que ningún profe los acompañe.
Llegaron a la prueba y como nadie quería ir a jugar de tres, Benavídez se ofreció a cubrir la banda de los zurdos, aunque él tenía ganas de mostrarse como volante. Fue demasiado tarde, ese día la rompió y quedó para siempre (hasta hoy) como lateral izquierdo en el Lobo.
Con el tiempo, Germán Paz quedó libre de los “mens sana” (actualmente está como zaguero en la quinta de Quilmes) pero Nico siguió creciendo en el Lobo y un representante de una firma de Buenos Aires se le acercó para abrocharlo a su staff de futbolistas.
En la reciente temporada que culminó, Benavídez fue una pieza vital del combinado platense. Se disputaron dos zonas y Gimnasia mandó en una. La otra la ganó River y el torneo se definió en una finalísima el sábado pasado. Al Lobo no le alcanzó, cayó 2-1 pero nadie le borra con el codo semejante campañón. Nico fue titular en 18 de los 19 partidos que disputó su equipo en total (sólo faltó una fecha por estar participando de la pretemporada invernal con el plantel de primera que comanda Diego Cocca). El sábado metió buenos desbordes, en tres ocasiones llegó al fondo y mandó muy buenos centros. El año pasado, en edad de sexta, ya estuvo en el banco de reserva y desde ahora empezará a ser citado con mayor asiduidad para la preliminar porque su división ya no está peleando el trofeo. A tenerlo en cuenta.

3) Eduardo Christensen (rugby). Un jugador distinto, en Los Cardos solía marcar la diferencia con su tranco pero ya también poder plasmarlo en la Unión de Buenos Aires es para “tocados”. Aparte, suele ponerle un candado al centro de la cancha a base de sólidos tackle. El Eco de Tandil fue testigo de su retorno a la actividad en junio compitiendo para la Preintermedia B , tras 10 meses de parate (primero se quebró una mano y luego padeció una luxación de rótula). Aquella tarde metió tres muy buenos tackles y el hecho de que hoy, en tan poco tiempo, sea uno de los inside de Belgrano Athletic en la máxima categoría que puntea el Top 14 acentúa todo su talento y potencial. Tras su vuelta a la ovalada se le preguntó que priorizaba más en su faceta personal, ¿buenos tackles o anotar tries? Respondió “las dos cosas. De una buena recuperación de pelota muchas veces puede venir el try”. Dicho y hecho meses después, porque el marrón batió al siempre temible SIC (que venía escolta) por 20-11 y Edu volvió a destacarse en la marca pero además brilló al capturar una bola en campo propio y rematarla con una corrida de 45 metros, zafar una captura y apoyar un try para el aplauso.

4) Leandro Magneres (rugby). Otro rugbier que destacaremos aparte, más allá de que todos los que lograron el triunfazo del sábado en el marrón merezcan el podio. Pero el Cabezón además de “estar ahí” para anotar un try tuvo un partido muy sólido. Su apoyada tuvo claros tintes serranos porque derivó de una patada estupenda de Seba Gastaldi al fondo y se vio favorecida -tal anotación- gracias a que Marcos Guazzelli llegó perfecto a arrinconar al rival con la marca. De ahí la “pescó” el Oso Galli y la figura del partido, el medio scrum Cubelli, bailoteó frente a un rival para decirle “tomá y hacelo” al segunda línea ex Los 50 que cumplió con el mandato. Undécimo try en primera para Magneres y es la cuarta vez que lo exponen dentro del equipo ideal de la fecha en lo que va del torneo. Algo muy bueno, evidentemente, está haciendo…

5) Cristian Daguerre (fútbol). Debutó formalmente el técnico de Santamarina y no le debe haber sido sencillo armar el equipo para enfrentar a Rivadavia de Lincoln. Es que con tanta cara nueva muchas veces, en la jornada inaugural de un torneo como el Argentino A y en cualquier otra parte del planeta, cuesta engranar a once tipos para que logren combinarse y asociarse dentro del verde rectángulo. Sin embargo, el equipo del Tanque que parecía estar plantado demasiado al fondo, cuando tuvo que salir a buscarlo mostró su filo. Cuello volvió con el gol bajo el brazo y el técnico tiene crédito abierto. A jugárselo.

6) Lucas Feldman, Marcos Guazzelli y Sebastián Gastaldi (rugby). Cuentan los que saben apreciar el juego aparte de los Gordos que el pilar Feldman se comió a su rival de turno. Gastaldi arrancó un tanto errático con la patada pero después, como ya lo dijimos, resplandeció con toda su facultad para combinar potencia y ubicación. El 10 se recuperó de una lesión y enseguida lo mandaron a la cancha. Muchas veces los candados vienen con dos llaves, en el centro de la cancha Edu tenía una y Marquitos la otra. Qué orgullo debe sentir Tandil y una institución como Los Cardos por exhibir a tanto buen representante en los primeros planos del rugby nacional. Felicitaciones a todos los formadores de tanto semillero que la ovalada local está ofrendando en otros ámbitos.

7) Los Cardos (rugby). Viene a cuento del ítem anterior, el bicho verde se mermó claramente ante la ida de tantos rugbiers a Buenos Aires pero cuando se trabaja bien desde abajo se puede seguir luchando por cosas importantes y por eso el primer equipo sigue pisándole los talones al líder del torneo Regional Pampeano “A”, Sporting, tras imponerse el sábado (34 a 15) a domicilio ante  Sociedad Sportiva de Bahía Blanca.

8) Lautaro Lanusse (básquet). Típico de Mar del Plata y es lógico y ponderable que así sea, ven potencial en un tandilense y lo convocan. Pasó, una vez más, ahora con Lanusse terminó siendo goleador del Zonal de Cadetes de Necochea y se ganó la posibilidad de jugar el Torneo Provincial para “La Feliz” en Zárate/Campana.

9) Gonzalo Buquete (rugby). Era cantado que CASI, con la mala campaña, acudiría a variantes. El sábado en total fueron ocho las caras frescas. Entre ellas, se destacó “il ritorno” del pilar ex Los 50 que parece haber vuelto goleador de Italia porque otra vez a apoyó. Linda facturación por la jugada colectiva y la definición evitando a un hombre encima. Eso sí, ni así Las Cebras pudieron ganar porque se les escapó un partido increíble ante San Luis.

10) Unión y Progreso (básquet). 90-70 a Deportivo Sarmiento de Coronel Suárez en el Gigante de Villa Italia y confortable pasaje a las semifinales del torneo de primera división de la Asociación de Básquetbol de Olavarría.

Deja un comentario

EL TOP TEN DE LOS TANDILENSES

Esta semana, de los diez destacados, la mitad pertenece al mundo ovalado. Por Luis “Pepo” Ibarra, luispepoibarra@yahoo.com.ar (para El Eco de Tandil).

1) Rocío Emme (hockey). Si el hockey argentino, sobre todo femenino, nos tiene mal acostumbrados con chicas como Ro y Aladro los tandilenses podemos también regodearnos en ese sentido. La jugadora de Independiente realizó un gran certamen y ayer logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur y fue titular como zaguera en la finalísima. Una lástima que a las chicas se les haya escapado el encuentro decisivo ante Holanda (2-1) en tiempo suplementario con gol, nunca mejor dicho, de oro porque se merecían el trofeo pero está claro que tienen un enorme futuro y Emme lo propio.

2) Nicolás Benavídez (fútbol). El lateral izquierdo jugó en Independiente de nuestra ciudad en baby y un año para la categoría ’91 bajo la dirección técnica de Duilio Botella, al otro año pasó a préstamo a Ferro y de ahí lo fueron a buscar de Santamarina, equipo al que defendió por tres años consecutivos hasta que un amigo suyo, Cachetita Paz, se enteró que había una prueba en Gimnasia y Esgrima de La Plata y le dijo de ir juntos. Así, de chicos nomás, se mandaron sin que ningún profe los acompañe.
Llegaron a la prueba y como nadie quería ir a jugar de tres, Benavídez se ofreció a cubrir la banda de los zurdos, aunque él tenía ganas de mostrarse como volante. Fue demasiado tarde, ese día la rompió y quedó para siempre (hasta hoy) como lateral izquierdo en el Lobo.
Con el tiempo, Germán Paz quedó libre de los “mens sana” (actualmente está como zaguero en la quinta de Quilmes) pero Nico siguió creciendo en el Lobo y un representante de una firma de Buenos Aires se le acercó para abrocharlo a su staff de futbolistas.
En la reciente temporada que culminó, Benavídez fue una pieza vital del combinado platense. Se disputaron dos zonas y Gimnasia mandó en una. La otra la ganó River y el torneo se definió en una finalísima el sábado pasado. Al Lobo no le alcanzó, cayó 2-1 pero nadie le borra con el codo semejante campañón. Nico fue titular en 18 de los 19 partidos que disputó su equipo en total (sólo faltó una fecha por estar participando de la pretemporada invernal con el plantel de primera que comanda Diego Cocca). El sábado metió buenos desbordes, en tres ocasiones llegó al fondo y mandó muy buenos centros. El año pasado, en edad de sexta, ya estuvo en el banco de reserva y desde ahora empezará a ser citado con mayor asiduidad para la preliminar porque su división ya no está peleando el trofeo. A tenerlo en cuenta.

3) Eduardo Christensen (rugby). Un jugador distinto, en Los Cardos solía marcar la diferencia con su tranco pero ya también poder plasmarlo en la Unión de Buenos Aires es para “tocados”. Aparte, suele ponerle un candado al centro de la cancha a base de sólidos tackle. El Eco de Tandil fue testigo de su retorno a la actividad en junio compitiendo para la Preintermedia B , tras 10 meses de parate (primero se quebró una mano y luego padeció una luxación de rótula). Aquella tarde metió tres muy buenos tackles y el hecho de que hoy, en tan poco tiempo, sea uno de los inside de Belgrano Athletic en la máxima categoría que puntea el Top 14 acentúa todo su talento y potencial. Tras su vuelta a la ovalada se le preguntó que priorizaba más en su faceta personal, ¿buenos tackles o anotar tries? Respondió “las dos cosas. De una buena recuperación de pelota muchas veces puede venir el try”. Dicho y hecho meses después, porque el marrón batió al siempre temible SIC (que venía escolta) por 20-11 y Edu volvió a destacarse en la marca pero además brilló al capturar una bola en campo propio y rematarla con una corrida de 45 metros, zafar una captura y apoyar un try para el aplauso.

4) Leandro Magneres (rugby). Otro rugbier que destacaremos aparte, más allá de que todos los que lograron el triunfazo del sábado en el marrón merezcan el podio. Pero el Cabezón además de “estar ahí” para anotar un try tuvo un partido muy sólido. Su apoyada tuvo claros tintes serranos porque derivó de una patada estupenda de Seba Gastaldi al fondo y se vio favorecida -tal anotación- gracias a que Marcos Guazzelli llegó perfecto a arrinconar al rival con la marca. De ahí la “pescó” el Oso Galli y la figura del partido, el medio scrum Cubelli, bailoteó frente a un rival para decirle “tomá y hacelo” al segunda línea ex Los 50 que cumplió con el mandato. Undécimo try en primera para Magneres y es la cuarta vez que lo exponen dentro del equipo ideal de la fecha en lo que va del torneo. Algo muy bueno, evidentemente, está haciendo…

5) Cristian Daguerre (fútbol). Debutó formalmente el técnico de Santamarina y no le debe haber sido sencillo armar el equipo para enfrentar a Rivadavia de Lincoln. Es que con tanta cara nueva muchas veces, en la jornada inaugural de un torneo como el Argentino A y en cualquier otra parte del planeta, cuesta engranar a once tipos para que logren combinarse y asociarse dentro del verde rectángulo. Sin embargo, el equipo del Tanque que parecía estar plantado demasiado al fondo, cuando tuvo que salir a buscarlo mostró su filo. Cuello volvió con el gol bajo el brazo y el técnico tiene crédito abierto. A jugárselo.

6) Lucas Feldman, Marcos Guazzelli y Sebastián Gastaldi (rugby). Cuentan los que saben apreciar el juego aparte de los Gordos que el pilar Feldman se comió a su rival de turno. Gastaldi arrancó un tanto errático con la patada pero después, como ya lo dijimos, resplandeció con toda su facultad para combinar potencia y ubicación. El 10 se recuperó de una lesión y enseguida lo mandaron a la cancha. Muchas veces los candados vienen con dos llaves, en el centro de la cancha Edu tenía una y Marquitos la otra. Qué orgullo debe sentir Tandil y una institución como Los Cardos por exhibir a tanto buen representante en los primeros planos del rugby nacional. Felicitaciones a todos los formadores de tanto semillero que la ovalada local está ofrendando en otros ámbitos.

7) Los Cardos (rugby). Viene a cuento del ítem anterior, el bicho verde se mermó claramente ante la ida de tantos rugbiers a Buenos Aires pero cuando se trabaja bien desde abajo se puede seguir luchando por cosas importantes y por eso el primer equipo sigue pisándole los talones al líder del torneo Regional Pampeano “A”, Sporting, tras imponerse el sábado (34 a 15) a domicilio ante  Sociedad Sportiva de Bahía Blanca.

8) Lautaro Lanusse (básquet). Típico de Mar del Plata y es lógico y ponderable que así sea, ven potencial en un tandilense y lo convocan. Pasó, una vez más, ahora con Lanusse terminó siendo goleador del Zonal de Cadetes de Necochea y se ganó la posibilidad de jugar el Torneo Provincial para “La Feliz” en Zárate/Campana.

9) Gonzalo Buquete (rugby). Era cantado que CASI, con la mala campaña, acudiría a variantes. El sábado en total fueron ocho las caras frescas. Entre ellas, se destacó “il ritorno” del pilar ex Los 50 que parece haber vuelto goleador de Italia porque otra vez a apoyó. Linda facturación por la jugada colectiva y la definición evitando a un hombre encima. Eso sí, ni así Las Cebras pudieron ganar porque se les escapó un partido increíble ante San Luis.

10) Unión y Progreso (básquet). 90-70 a Deportivo Sarmiento de Coronel Suárez en el Gigante de Villa Italia y confortable pasaje a las semifinales del torneo de primera división de la Asociación de Básquetbol de Olavarría.

Deja un comentario

EL TOP TEN DE LOS TANDILENSES

Esta semana, de los diez destacados, la mitad pertenece al mundo ovalado. Por Luis “Pepo” Ibarra, luispepoibarra@yahoo.com.ar (para El Eco de Tandil).

1) Rocío Emme (hockey). Si el hockey argentino, sobre todo femenino, nos tiene mal acostumbrados con chicas como Ro y Aladro los tandilenses podemos también regodearnos en ese sentido. La jugadora de Independiente realizó un gran certamen y ayer logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur y fue titular como zaguera en la finalísima. Una lástima que a las chicas se les haya escapado el encuentro decisivo ante Holanda (2-1) en tiempo suplementario con gol, nunca mejor dicho, de oro porque se merecían el trofeo pero está claro que tienen un enorme futuro y Emme lo propio.

2) Nicolás Benavídez (fútbol). El lateral izquierdo jugó en Independiente de nuestra ciudad en baby y un año para la categoría ’91 bajo la dirección técnica de Duilio Botella, al otro año pasó a préstamo a Ferro y de ahí lo fueron a buscar de Santamarina, equipo al que defendió por tres años consecutivos hasta que un amigo suyo, Cachetita Paz, se enteró que había una prueba en Gimnasia y Esgrima de La Plata y le dijo de ir juntos. Así, de chicos nomás, se mandaron sin que ningún profe los acompañe.
Llegaron a la prueba y como nadie quería ir a jugar de tres, Benavídez se ofreció a cubrir la banda de los zurdos, aunque él tenía ganas de mostrarse como volante. Fue demasiado tarde, ese día la rompió y quedó para siempre (hasta hoy) como lateral izquierdo en el Lobo.
Con el tiempo, Germán Paz quedó libre de los “mens sana” (actualmente está como zaguero en la quinta de Quilmes) pero Nico siguió creciendo en el Lobo y un representante de una firma de Buenos Aires se le acercó para abrocharlo a su staff de futbolistas.
En la reciente temporada que culminó, Benavídez fue una pieza vital del combinado platense. Se disputaron dos zonas y Gimnasia mandó en una. La otra la ganó River y el torneo se definió en una finalísima el sábado pasado. Al Lobo no le alcanzó, cayó 2-1 pero nadie le borra con el codo semejante campañón. Nico fue titular en 18 de los 19 partidos que disputó su equipo en total (sólo faltó una fecha por estar participando de la pretemporada invernal con el plantel de primera que comanda Diego Cocca). El sábado metió buenos desbordes, en tres ocasiones llegó al fondo y mandó muy buenos centros. El año pasado, en edad de sexta, ya estuvo en el banco de reserva y desde ahora empezará a ser citado con mayor asiduidad para la preliminar porque su división ya no está peleando el trofeo. A tenerlo en cuenta.

3) Eduardo Christensen (rugby). Un jugador distinto, en Los Cardos solía marcar la diferencia con su tranco pero ya también poder plasmarlo en la Unión de Buenos Aires es para “tocados”. Aparte, suele ponerle un candado al centro de la cancha a base de sólidos tackle. El Eco de Tandil fue testigo de su retorno a la actividad en junio compitiendo para la Preintermedia B , tras 10 meses de parate (primero se quebró una mano y luego padeció una luxación de rótula). Aquella tarde metió tres muy buenos tackles y el hecho de que hoy, en tan poco tiempo, sea uno de los inside de Belgrano Athletic en la máxima categoría que puntea el Top 14 acentúa todo su talento y potencial. Tras su vuelta a la ovalada se le preguntó que priorizaba más en su faceta personal, ¿buenos tackles o anotar tries? Respondió “las dos cosas. De una buena recuperación de pelota muchas veces puede venir el try”. Dicho y hecho meses después, porque el marrón batió al siempre temible SIC (que venía escolta) por 20-11 y Edu volvió a destacarse en la marca pero además brilló al capturar una bola en campo propio y rematarla con una corrida de 45 metros, zafar una captura y apoyar un try para el aplauso.

4) Leandro Magneres (rugby). Otro rugbier que destacaremos aparte, más allá de que todos los que lograron el triunfazo del sábado en el marrón merezcan el podio. Pero el Cabezón además de “estar ahí” para anotar un try tuvo un partido muy sólido. Su apoyada tuvo claros tintes serranos porque derivó de una patada estupenda de Seba Gastaldi al fondo y se vio favorecida -tal anotación- gracias a que Marcos Guazzelli llegó perfecto a arrinconar al rival con la marca. De ahí la “pescó” el Oso Galli y la figura del partido, el medio scrum Cubelli, bailoteó frente a un rival para decirle “tomá y hacelo” al segunda línea ex Los 50 que cumplió con el mandato. Undécimo try en primera para Magneres y es la cuarta vez que lo exponen dentro del equipo ideal de la fecha en lo que va del torneo. Algo muy bueno, evidentemente, está haciendo…

5) Cristian Daguerre (fútbol). Debutó formalmente el técnico de Santamarina y no le debe haber sido sencillo armar el equipo para enfrentar a Rivadavia de Lincoln. Es que con tanta cara nueva muchas veces, en la jornada inaugural de un torneo como el Argentino A y en cualquier otra parte del planeta, cuesta engranar a once tipos para que logren combinarse y asociarse dentro del verde rectángulo. Sin embargo, el equipo del Tanque que parecía estar plantado demasiado al fondo, cuando tuvo que salir a buscarlo mostró su filo. Cuello volvió con el gol bajo el brazo y el técnico tiene crédito abierto. A jugárselo.

6) Lucas Feldman, Marcos Guazzelli y Sebastián Gastaldi (rugby). Cuentan los que saben apreciar el juego aparte de los Gordos que el pilar Feldman se comió a su rival de turno. Gastaldi arrancó un tanto errático con la patada pero después, como ya lo dijimos, resplandeció con toda su facultad para combinar potencia y ubicación. El 10 se recuperó de una lesión y enseguida lo mandaron a la cancha. Muchas veces los candados vienen con dos llaves, en el centro de la cancha Edu tenía una y Marquitos la otra. Qué orgullo debe sentir Tandil y una institución como Los Cardos por exhibir a tanto buen representante en los primeros planos del rugby nacional. Felicitaciones a todos los formadores de tanto semillero que la ovalada local está ofrendando en otros ámbitos.

7) Los Cardos (rugby). Viene a cuento del ítem anterior, el bicho verde se mermó claramente ante la ida de tantos rugbiers a Buenos Aires pero cuando se trabaja bien desde abajo se puede seguir luchando por cosas importantes y por eso el primer equipo sigue pisándole los talones al líder del torneo Regional Pampeano “A”, Sporting, tras imponerse el sábado (34 a 15) a domicilio ante  Sociedad Sportiva de Bahía Blanca.

8) Lautaro Lanusse (básquet). Típico de Mar del Plata y es lógico y ponderable que así sea, ven potencial en un tandilense y lo convocan. Pasó, una vez más, ahora con Lanusse terminó siendo goleador del Zonal de Cadetes de Necochea y se ganó la posibilidad de jugar el Torneo Provincial para “La Feliz” en Zárate/Campana.

9) Gonzalo Buquete (rugby). Era cantado que CASI, con la mala campaña, acudiría a variantes. El sábado en total fueron ocho las caras frescas. Entre ellas, se destacó “il ritorno” del pilar ex Los 50 que parece haber vuelto goleador de Italia porque otra vez a apoyó. Linda facturación por la jugada colectiva y la definición evitando a un hombre encima. Eso sí, ni así Las Cebras pudieron ganar porque se les escapó un partido increíble ante San Luis.

10) Unión y Progreso (básquet). 90-70 a Deportivo Sarmiento de Coronel Suárez en el Gigante de Villa Italia y confortable pasaje a las semifinales del torneo de primera división de la Asociación de Básquetbol de Olavarría.

Deja un comentario

EL TOP TEN DE LOS TANDILENSES

Esta semana, de los diez destacados, la mitad pertenece al mundo ovalado. Por Luis “Pepo” Ibarra, luispepoibarra@yahoo.com.ar (para El Eco de Tandil).

1) Rocío Emme (hockey). Si el hockey argentino, sobre todo femenino, nos tiene mal acostumbrados con chicas como Ro y Aladro los tandilenses podemos también regodearnos en ese sentido. La jugadora de Independiente realizó un gran certamen y ayer logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur y fue titular como zaguera en la finalísima. Una lástima que a las chicas se les haya escapado el encuentro decisivo ante Holanda (2-1) en tiempo suplementario con gol, nunca mejor dicho, de oro porque se merecían el trofeo pero está claro que tienen un enorme futuro y Emme lo propio.

2) Nicolás Benavídez (fútbol). El lateral izquierdo jugó en Independiente de nuestra ciudad en baby y un año para la categoría ’91 bajo la dirección técnica de Duilio Botella, al otro año pasó a préstamo a Ferro y de ahí lo fueron a buscar de Santamarina, equipo al que defendió por tres años consecutivos hasta que un amigo suyo, Cachetita Paz, se enteró que había una prueba en Gimnasia y Esgrima de La Plata y le dijo de ir juntos. Así, de chicos nomás, se mandaron sin que ningún profe los acompañe.
Llegaron a la prueba y como nadie quería ir a jugar de tres, Benavídez se ofreció a cubrir la banda de los zurdos, aunque él tenía ganas de mostrarse como volante. Fue demasiado tarde, ese día la rompió y quedó para siempre (hasta hoy) como lateral izquierdo en el Lobo.
Con el tiempo, Germán Paz quedó libre de los “mens sana” (actualmente está como zaguero en la quinta de Quilmes) pero Nico siguió creciendo en el Lobo y un representante de una firma de Buenos Aires se le acercó para abrocharlo a su staff de futbolistas.
En la reciente temporada que culminó, Benavídez fue una pieza vital del combinado platense. Se disputaron dos zonas y Gimnasia mandó en una. La otra la ganó River y el torneo se definió en una finalísima el sábado pasado. Al Lobo no le alcanzó, cayó 2-1 pero nadie le borra con el codo semejante campañón. Nico fue titular en 18 de los 19 partidos que disputó su equipo en total (sólo faltó una fecha por estar participando de la pretemporada invernal con el plantel de primera que comanda Diego Cocca). El sábado metió buenos desbordes, en tres ocasiones llegó al fondo y mandó muy buenos centros. El año pasado, en edad de sexta, ya estuvo en el banco de reserva y desde ahora empezará a ser citado con mayor asiduidad para la preliminar porque su división ya no está peleando el trofeo. A tenerlo en cuenta.

3) Eduardo Christensen (rugby). Un jugador distinto, en Los Cardos solía marcar la diferencia con su tranco pero ya también poder plasmarlo en la Unión de Buenos Aires es para “tocados”. Aparte, suele ponerle un candado al centro de la cancha a base de sólidos tackle. El Eco de Tandil fue testigo de su retorno a la actividad en junio compitiendo para la Preintermedia B , tras 10 meses de parate (primero se quebró una mano y luego padeció una luxación de rótula). Aquella tarde metió tres muy buenos tackles y el hecho de que hoy, en tan poco tiempo, sea uno de los inside de Belgrano Athletic en la máxima categoría que puntea el Top 14 acentúa todo su talento y potencial. Tras su vuelta a la ovalada se le preguntó que priorizaba más en su faceta personal, ¿buenos tackles o anotar tries? Respondió “las dos cosas. De una buena recuperación de pelota muchas veces puede venir el try”. Dicho y hecho meses después, porque el marrón batió al siempre temible SIC (que venía escolta) por 20-11 y Edu volvió a destacarse en la marca pero además brilló al capturar una bola en campo propio y rematarla con una corrida de 45 metros, zafar una captura y apoyar un try para el aplauso.

4) Leandro Magneres (rugby). Otro rugbier que destacaremos aparte, más allá de que todos los que lograron el triunfazo del sábado en el marrón merezcan el podio. Pero el Cabezón además de “estar ahí” para anotar un try tuvo un partido muy sólido. Su apoyada tuvo claros tintes serranos porque derivó de una patada estupenda de Seba Gastaldi al fondo y se vio favorecida -tal anotación- gracias a que Marcos Guazzelli llegó perfecto a arrinconar al rival con la marca. De ahí la “pescó” el Oso Galli y la figura del partido, el medio scrum Cubelli, bailoteó frente a un rival para decirle “tomá y hacelo” al segunda línea ex Los 50 que cumplió con el mandato. Undécimo try en primera para Magneres y es la cuarta vez que lo exponen dentro del equipo ideal de la fecha en lo que va del torneo. Algo muy bueno, evidentemente, está haciendo…

5) Cristian Daguerre (fútbol). Debutó formalmente el técnico de Santamarina y no le debe haber sido sencillo armar el equipo para enfrentar a Rivadavia de Lincoln. Es que con tanta cara nueva muchas veces, en la jornada inaugural de un torneo como el Argentino A y en cualquier otra parte del planeta, cuesta engranar a once tipos para que logren combinarse y asociarse dentro del verde rectángulo. Sin embargo, el equipo del Tanque que parecía estar plantado demasiado al fondo, cuando tuvo que salir a buscarlo mostró su filo. Cuello volvió con el gol bajo el brazo y el técnico tiene crédito abierto. A jugárselo.

6) Lucas Feldman, Marcos Guazzelli y Sebastián Gastaldi (rugby). Cuentan los que saben apreciar el juego aparte de los Gordos que el pilar Feldman se comió a su rival de turno. Gastaldi arrancó un tanto errático con la patada pero después, como ya lo dijimos, resplandeció con toda su facultad para combinar potencia y ubicación. El 10 se recuperó de una lesión y enseguida lo mandaron a la cancha. Muchas veces los candados vienen con dos llaves, en el centro de la cancha Edu tenía una y Marquitos la otra. Qué orgullo debe sentir Tandil y una institución como Los Cardos por exhibir a tanto buen representante en los primeros planos del rugby nacional. Felicitaciones a todos los formadores de tanto semillero que la ovalada local está ofrendando en otros ámbitos.

7) Los Cardos (rugby). Viene a cuento del ítem anterior, el bicho verde se mermó claramente ante la ida de tantos rugbiers a Buenos Aires pero cuando se trabaja bien desde abajo se puede seguir luchando por cosas importantes y por eso el primer equipo sigue pisándole los talones al líder del torneo Regional Pampeano “A”, Sporting, tras imponerse el sábado (34 a 15) a domicilio ante  Sociedad Sportiva de Bahía Blanca.

8) Lautaro Lanusse (básquet). Típico de Mar del Plata y es lógico y ponderable que así sea, ven potencial en un tandilense y lo convocan. Pasó, una vez más, ahora con Lanusse terminó siendo goleador del Zonal de Cadetes de Necochea y se ganó la posibilidad de jugar el Torneo Provincial para “La Feliz” en Zárate/Campana.

9) Gonzalo Buquete (rugby). Era cantado que CASI, con la mala campaña, acudiría a variantes. El sábado en total fueron ocho las caras frescas. Entre ellas, se destacó “il ritorno” del pilar ex Los 50 que parece haber vuelto goleador de Italia porque otra vez a apoyó. Linda facturación por la jugada colectiva y la definición evitando a un hombre encima. Eso sí, ni así Las Cebras pudieron ganar porque se les escapó un partido increíble ante San Luis.

10) Unión y Progreso (básquet). 90-70 a Deportivo Sarmiento de Coronel Suárez en el Gigante de Villa Italia y confortable pasaje a las semifinales del torneo de primera división de la Asociación de Básquetbol de Olavarría.

Deja un comentario

Top