Está aquí
Home > Medios tandilenses > LA ENTREVISTA DE LOS LECTORES: MARIA INES MAZZA

LA ENTREVISTA DE LOS LECTORES: MARIA INES MAZZA

(7 comentarios). Este miércoles en Cosa de Serranos Radio (FM 97.1 de 20 a 21hs.) dialogará en vivo la reconocidísima locutora de la ciudad. Vuelve a su cuna: Galáctica.

Comenzó su carrera hace veinte años en Galáctica FM, fue la conductora de un ciclo que en Tandil marcó una época: “Los cuarenta principales”. Hoy es la voz de “La ciudad”, el magazine de EcoTV y estará visitando su cuna, la 97.1, este miércoles para dialogar con los lectores-oyentes de Cosa de Serranos Radio desde las 20 y hasta las 21hs. Otro lujazo que se da el sitio al convocar a personajes de la ciudad con trayectoria como el caso de la reconocidísma locutora María Inés Mazza.

Agradecemos de antemano que vuelva gustosa, aunque sea por un rato, a la FM de Radio Tandil y será un enorme regodeo para nosotros aprender en vivo de y con ella.

Aprovechamos la ocasión para adjuntar una entrevista que hace poco le hicieron en El Eco de Tandil como para ofrecerle al lector otra visión de la vida de María Inés.
 
Llega a la entrevista un poquito nerviosa y lo admite. Ella, que es toda serenidad y profesionalismo en el estudio mayor de Eco TV desde donde se emite en vivo “La Ciudad”. Ella que es la voz en off que tapa baches, que no se permite furcios y si por casualidad comete alguno su auto exigencia se lo cuestiona. Sin embargo, cuando vuelve al micrófono, su voz suave y cálida tiene el tinte profesional de siempre con la risa justo a tiempo y la seriedad en el momento indicado.
-¿Cómo comenzó todo?
-Hace veinte años. En realidad quería ser docente, y de hecho ejerzo, pero me encantaba esto de la locución que tiene mucho de magia y como soy bastante “cara rota” empecé a ver de qué se trataba y felizmente tuve quien me diera la oportunidad: Había un programa en Galáctica que se llamaba “Buenas compañías” y como era amiga del “Cura” Anderson que estaba con Ariel Copes en la operación técnica y salió una participación especial, me llamaron, no se decía mi nombre, y fue el público, el oyente que me lo buscó: Marilyn. Después me vinculé con Alberto Guillén, la idea era seguir progresando en esta profesión que con el tiempo estudiaría, recibiéndome en 1997 en el ISER, con el diploma de locutora nacional.  Mis compañeros de Radio Tandil me insistían en que fuera a hablar con “Juancho” (Vicente Martínez Belza) y lo hice, y me dio la oportunidad de comenzar a trabajar con Claudio Andiarena, Oscar Perea, a rodearme de gente muy talentosa, de maestros que habían iniciado la radio, como nuestro querido “Cacho” González.
-¿Cómo lo recuerda?
-Fue el maestro de los maestros, te halagaba en público cuando hacías las cosas bien y esperaba que no hubiera nadie para corregirte y ayudarte. El siempre me decía que teníamos que hacer escenario y le hice caso. Sabía Cacho de qué estaba hablando porque hoy no hay peña que no lo recuerde con respeto y cariño.
Después hice suplencias y quedé como locutora fija  empezando a ser un poco conocida y en el medio aparecieron “Los cuarenta principales”.
-El éxito que quedó instalado para siempre.
-Claro, por más que uno haya tenido otras intervenciones siempre hay algo que lo marca, que es reconocido por la audiencia y trabajábamos con un gran equipo y si bien estábamos al tanto de todo lo que se escuchaba en Buenos Aires, nosotros en la ciudad respetábamos el gusto de la gente y eso nos llevó a lograr el éxito que tuvimos.
-Los avances tecnológicos han facilitados la actividad de los  medios de comunicación ¿Qué ha pasado con el locutor con tantos cambios?
-Los programas de televisión, sobre todo, siguen despertando el interés de la gente sobre todo por los locutores. Vemos a Roberto Pettinato darle protagonismo a las locutoras o en “AM” (por Telefé), a Marcelo Tinelli con Marcela Feudale, y en “La Ciudad”, donde siempre entablamos algún tipo de conversación. Los locutores siguen teniendo protagonismo y son un apoyo para el conductor.
-¿El locutor tiene que verse?
-No estoy de acuerdo con eso y la verdad es que quiero que la gente siga escuchando mi voz y se imagine a María Inés como quiera. Me gusta que el televidente o el oyente siga teniendo su propia fantasía, porque si los locutores de tele nos mostramos, la voz pasa a segundo plano y nunca debe ser así.
-Cuando hace escenario, lo suyo es voz y presencia.
-Pero me incomoda más la cámara y hasta creo que me quita espontaneidad.
-Le aseguro que no se nota; por el contrario, se la ve muy segura caminando el escenario y siempre se dice que con Claudio Andiarena en eventos que conducen juntos hacen una dupla espectacular.
-Nos llevamos muy bien y esto de que no se note la falta de espontaneidad debe ser por tantos años arriba del escenario.
-¿Es de zafarse con alguna “mala palabra”, de escapársele algún furcio?
-Considero que en esta profesión tiene que primar el buen gusto y que para “ser actual” o escuchado no es necesario caer en groserías. Por otro lado, una es humana y si en algún momento se escapa un furcio, lo siento,  me duele pero no hay vuelta atrás
-¿Radio, tele o escenario?
-Radio, sí. La extraño mucho.
-¿Y por qué no está?
-Por una cuestión de tiempo: La escuela, el canal, luego la  radio y terminaba cerca de las diez de la noche y no podía ocuparme de mi vida personal, cosa que no debe dejarse de hacer para ser feliz en la profesión. Todo en su justa medida, como se dice.
-¿Les llama la atención a los escolares tener una maestra locutora?
-Me lo preguntan, pero cuando se disipa la duda ya está todo bien. Los chicos son muy naturales y no se enganchan con cosas como hacemos los adultos; obviamente soy la conductora de los actos –era la encargada de leer las poesías cuando era chiquita en el colegio-, además conduzco desfiles, soy la voz de Tandil Cortos y he incursionado a nivel político. Siempre me atraen las conducciones diferentes, como decía recién, por ejemplo la arenga política. Nunca pensé que me iban a convocar y realmente no sabía muy bien cómo era pero lo fui aprendiendo y me encanta. He sido locutora de diferentes partidos políticos,  pero ya hace cuatro campañas que he estado con la gente de la UCR y realmente la paso muy bien. He aprendido mucho, la masa tiene que escucharte, de modo que es distinto el tono de voz, el énfasis que le ponés al evento y una serie de detalles más que son muy importantes y a través de estos años los he ido descubriendo.

-¿Qué es lo más complicado de la actividad?
-Improvisar, llenar espacios, hacer pasar desapercibido un momento que es molesto para alguien…
-¿Se ha visto en algunas situaciones como las que cuenta?
-¡Sí!, ante determinada situación uno puede llegar a emocionarse o tentarse  y allí hay que apelar a todo lo que se aprendió, a la profesionalidad.
-¿Es de tentarse?
-¡Sí!, antes me tentaba más que ahora, pero bueno, trato de sacar toda la fuerza interior para evitarlo, porque hay situaciones muy protocolares que requieren de todo un tono de seriedad y ¡gracias a Dios me sale!
-También  se tientan en el piso de EcoTV.
-Acá tengo más libertad y realmente con el equipo de trabajo que tiene tanta buena energía la pasamos muy bien. Puedo prender y apagar el micrófono, que fue una idea de Rogelio Rotonda, para estar segura en cuanto a meter un bocadillo, hablar o también seguir tentada por unos segundos… debo reconocer que a veces he tenido que salir del estudio.
-¿Qué palabra –si se puede- resume estos 20 años de profesión?
-Agradecimiento. Ya que si hoy tengo un nombre y soy reconocida es porque mucha gente me dio la posibilidad para aprender, progresar, crecer y darme cuenta que uno tiene una gran responsabilidad cuando está ante el  micrófono.
Tendría que dar muchos nombres de quienes me ayudaron para llegar acá, pero  ¡si me olvido de alguien no podría perdonármelo!, de modo que gracias a todos por creer en mi, a la audiencia en general. A Radio Tandil, Radio Voz, Multimedios El Eco, la gente que me contrata para eventos especiales.
-Era una sola palabra María Inés…
-¡Gracias!
Y nos quedamos con la locutora tomando unos mates, enterándonos un poco más de la vida de esta mujer de conversación entretenida, compañera del Multimedios, a la que la mayoría conoce por su voz. Y si bien es verdad que tiene una voz de gran personalidad, su espíritu, su manera de ser no son menos ricas, una vez que cierra el micrófono.

Deja un comentario

Top