Está aquí
Home > Notas Picantes > DESPEDAZAN (CON ALTURA) A COSA DE SERRANOS

DESPEDAZAN (CON ALTURA) A COSA DE SERRANOS

(34 comentarios). Simple crítica, y no espuria diatriba. (Por Agustín Gómez Di Nardo).

Ese híbrido indefinido por su naturaleza misma, cuyo contenido es tan amplio como insípido.

Cosa de Serranos está por cumplir sus primeros cuatro meses como sitio activo de Internet, y aún no se lo puede catalogar como blog, portal, base de datos, site pornográfico, político, o deportivo, en fin.

Aunque lo dicho anteriormente no induzca automáticamente a colegir que CDS sea una buena o mala página web, debe decirse, que se han podido encontrar en ella, desde las chabacanerías más banales posibles, hasta datos que pocas personas conocían en el instante en que se publicaron, pasando por sonseras o intentos de PNT (NdR: Publicidad no tradicional), o simples Copy & Paste, y hasta pretensas notas periodísticas confeccionadas sobre la base de algunos minutillos de una mera grabación urbana vía teléfono celular, hackers apócrifos, y construcciones de personajes sin sentido alguno.

Lo cierto es que el contenido de la página, es tan indefinido como poco interesante para un interrnauta medio –cfme. Baremo JAB ISO 9000–. Hay una raya que separa lo variado o versátil de lo incierto, gris, dubitativo y por ende, de poco interés cierto de los ciudadanos. No hace falta aclarar de qué lado está Cosa de Serranos.

Yendo a las vísceras del site en análisis, es interesante ver lo poco agradable –desde el punto de vista sonoro– del nombre Cosa de Serranos. Largo, infantil, y contrario a las reglas elementales del marketing.

No pasa desapercibido, lo incómoda que es la barra de desplazamiento de las cuatro últimas notas subidas a la página; ya que el plazo de tiempo por el cual se mantiene stand by la nota por la que el lector apoyó el cursor del mouse, es lo suficientemente corto como para no permitir la lectura de su copete en forma íntegra. Ello constituye la estructura de una página web, y tal orden de cosas es tan básico, como los cimientos que debe tener en cuenta cual arquitecto al construir un edificio.

En toda radiografía de una realidad, es necesario ser amplio. Por ello no puede soslayarse el hecho de destacar las virtudes que tenga CDS. Se han pasado semanas en tratar de encontrarlas, y al margen de toda circunstancia relativa a cuestiones del tipo “la página esta en preparación, recién está comenzando, es amplia, habla de gente de Tandil, esta hecha con buena voluntad… ”, no se ha encontrado algo meridianamente válido por la cual visitarla.

Sin embargo, las visitas van en creces, o por lo menos, así lo informa su webmaster; extremo tan improbable, como las mujeres con las que estuvo el Conde de Lautréamont.

Cosa de Serranos está por llegar a sus primeros 4 meses de vida útil, y no son pocas las fuentes que sostienen que hasta el mismo dueño ya clasificó todos los recursos puestos a los fines de su creación y mantenimiento, en el rubro “Gastos” y no en “Inversiones varias”.

De toda habladuría, debe tomarse lo mejor. Es esperable, que luego de esta sana crítica, la página mejore no sólo desde el punto de vista arquitectónico, estético o visual, sino en lo que a línea editorial concierne.

Deja una respuesta

Top