Está aquí
Home > Todo y Nada > LOS DE SMATA, TIENEN CASA

LOS DE SMATA, TIENEN CASA

Finalmente se destrabó el conflicto y hubo acuerdo con los ocupantes del barrio Smata.

El Ejecutivo y las familias firmaron ayer acuerdos individuales para la entrega de las viviendas industrializadas. Mientras tanto, se comprometieron a abandonar la ocupación, se les gestionarán alquileres y se reforzará la ayuda social que reciben.

Tras meses de tensión y negociaciones, el Municipio y los ocupantes de las viviendas del barrio Smata llegaron finalmente ayer a un acuerdo que permitirá resolver, en el corto plazo, la situación habitacional de las últimas familias que permanecían en el lugar.

En la sede de la Secretaría de Desarrollo Social, los ocupantes del barrio firmaron, en compañía del defensor oficial Diego Araujo, los compromisos que contemplan la solución a su problema habitacional, a partir de los que recibirán una vivienda en alquiler hasta tanto se concluya la construcción de las prometidas unidades industrializadas que se les cederán.

Catorce familias, aunque una de ellas en forma condicional, fueron recibidas individualmente por el jefe de Gabinete, Juan Pablo Frolik; el secretario de Desarrollo Social, Oscar Teruggi, y el subsecretario Rubén Diéguez. Tras realizar entrevistas personales con cada una de las familias, para ratificar información de sus situaciones, procedieron a las firmas de los acuerdos, que destrabaron definitivamente el conflicto.

Tras las reuniones, Araujo explicó a Multimedios El Eco que “el resultado se va encaminando y en buena hora. Era el momento de ir poniendo fin a este conflicto social tan grave y tan delicado que hemos tenido que afrontar en los últimos meses”.
Frolik por su parte mostró su satisfacción por el fin del conflicto a partir de la firma de los acuerdos con las 13 familias, de las que una todavía deberá ratificarlo.

“Habíamos acordado con el Instituto de la Vivienda que quienes firmaban los convenios debían ser las madres, y en este caso vino el marido, que alegó que la mujer estaba en Buenos Aires tramitando los documentos que se le quemaron en su casa. Esperemos que se presente en el corto plazo”, dijo Frolik.

“En principio había 49 ocupantes, y en estos meses se han ido solucionando muchos de estos casos. Hasta hace un mes eran 22 ocupantes y hace 2 ó 3 días 16, que finalmente se redujeron a 14 los que reunían las condiciones para ser considerados en emergencia ocupacional”, describió.

Con respecto a los tiempos que podría demandar la construcción de las viviendas que se les entregará a las familias -a partir del acuerdo alcanzado en su momento con la Anses, el Ministerio de Obras Públicas bonaerense y el Instituto de la Vivienda- Frolik calculó que si no hay inconvenientes con la llegada del dinero podrían producirse en cuatro meses.

“Todavía no llegó la primera partida de dinero, pero suponemos que tiene que ser algo próximo. Mientras tanto se realizan distintas consultas a empresas que proveen este tipo de viviendas y se hará la licitación correspondiente. A partir de ahí, por las consultas que se hicieron en Obras Públicas, todas demandan entre uno y dos meses como tiempo de construcción, con lo cual calculamos que si todo está bien, en cuatro meses tendrían que estar terminadas”, evaluó.

Hasta tanto puedan habitar las viviendas, Frolik confirmó que el Municipio les abonará a las familias el alquiler de viviendas, para de esa manera atender a la problemática social generada, y resaltó que ninguna insistió con el pedido de recibir servicios públicos en el barrio.

El convenio firmado contempla el “comodato irrevocable” hasta tanto el Instituto de la Vivienda culmine con aspectos técnicos, y mientras las familias cumplan con determinados requisitos, en relación al uso y cuidado de las casas, entre otros puntos. A partir de ese momento, los vecinos comenzarán a pagarle una cuota al Municipio, según está contemplado en el acuerdo que se alcanzó en su momento con la Anses.

Por su parte, una de las mujeres, en representación de todas las familias, manifestó su satisfacción “porque todo salió bien”. “Estamos muy contentos porque terminó todo, y esperemos que nos den rápido la casa, que la necesitamos. Además, la Municipalidad se comprometió a darnos más asistencia”, contó.

Deja una respuesta

Top