Está aquí
Home > Todo y Nada > NOS ESCRIBE, DESDE EL CORAZON, LA HIJA DEL PITY MURUA

NOS ESCRIBE, DESDE EL CORAZON, LA HIJA DEL PITY MURUA

Exclusivo para Cosa de Serranos: Belén se copó con la página y nos dedicó unas líneas hablándole desde el corazón al hincha de Santamarina, a poquito de que su papá se haya ido a dirigir a Huracán de Tres Arroyos.

Damos fe de que es buena cebadora de mates, porque los degustamos ni más ni menos que en una instancia histórica como fue la previa a la finalísima en Paraná. Le pedimos que nos dedique unas líneas para este sitio bien tandilero y acá están:

Como para empezar a contarte estudio en Mar del Plata, Psicología, ya estoy en la ciudad hace 4 años, la elegí porque justo estaba mi viejo trabajando en Independiente de esa ciudad. Después, el fútbol lo fue llevando a diferentes lugares y de ahí en más lo tuve muy lejos, hasta que un día me vino a ver y me dijo: “Arreglé con Santamarina de Tandil”. La verdad… no sabía nada del club, ja. Sólo sabia que se había cruzado con Brown de Puerto Madryn, donde viví 18 años y donde tengo toda mi familia.

En todo momento lo apoyé a mi papá, y al quedarme cerca Tandil empecé a ir a ver los partidos de local. Tuve la gran posibilidad de acompañar desde Río Cuarto hasta Comodoro al equipo y lo disfruté como nunca. Una experiencia única haber conocido a esa calidad de personas, respetuosas, generosas, compañeros, divertidos… la verdad ¡¡¡todo un orgullo!!!

Si ese día que tomamos mate todos juntos en el hall del hotel Paraná, preguntabas qué pensaba del partido que horas después se jugaba… yo te hubiese respondido con otra pregunta.” ¿Donde se festeja?” Porque pensé que se ganaba. Había un clima de fiesta en el colectivo yendo al estadio, escuchando música, cantando… terminó y lo lloré para adentro, porque como me dijo Múrua antes del partido “Son 90 minutos gorda, y si no tenemos 15 días mas…”.

Desde Córdoba para adelante fueron finales y se dio todo. Yo veía a la gente que viajaba 12hs. en combis, autos, que llegaban a ver el partido y se volvían, y ahí me empecé a dar cuenta de lo que significa Santa para Tandil.

Que se dio todo, no hay duda. Y se debe saber el hecho de que había jugadores que llegaban de viajar 12hs. y se tenían que ir a trabajar, y después a entrenar de nuevo, al igual que gente que trabajaba en utilería, cuerpo técnico. Por eso creo que desde mi humilde mirada, Santa tendría que haber tenido su bienvenida después de los partidos en Paraná y Comodoro, como la tuvo contra Río Cuarto y Sunchales. No se había llegado a lo que tanto se quería pero hubiese sido gratificante una bienvenida.

Hay situaciones que siempre me van a quedar en la cabeza y en el corazón con Santa, como en ningún club me pasó, y es el hecho de llorar viéndolos, de gritar en cada gol, de compartir el antes y después de los partidos con ¡ese grupo increíble! De mirar callada el partido frente a Comodoro, en Comodoro, en la platea de ellos y salir llorando del estadio sin poder creer lo que había pasado!!! Pero con la alegría de que se había dado todo!! Porque de eso doy fe.

Ahora, con mi papá en Huracán, es todo un tema, uno no se despega de un club muy fácilmente, ya estaba acostumbrado a una ciudad como Tandil, a un grupo humano que lo acompañaba muchísimo, pero así es su trabajo, estar 6 meses o más en cada club.

Lamentablemente cuando ganás partidos sos un grande, un genio y cuando los perdés te tenés que ir. Siempre fue así y seguirá siéndolo, acá y en todos lados.

Creo que tomó la mejor decisión, lamentablemente, el club no está pasando por un buen momento, a uno como nuevo hincha le afecta el hecho que como hace un mes y medio Santa aparecía hasta en el diario Olé y que hoy vean qué hacer y cómo pasar el día a día… de corazón espero que vuelva a ser lo que fue. Tiene una gran historia y su gente espera verlos en la cancha de nuevo.

Por mi parte, espero que mi viejo vuelva a Santamarina porque le hizo muy bien a su carrera, y porque como me dijo una vez: “A Santa se lo siente!!!” Y así es…

Desde acá agradezco a la gente por todo el cariño hacia mi papá, el cual en su momento ya pidió disculpas por no llegar a un ascenso, a los jugadores, a cada uno, a los utileros y cuerpo técnico a los cuales tuve oportunidad de conocer y viajar, y a toda la dirigencia.

Gracias por todo!!!! Vamosss Santaaaa!!QUE SE PUEDE!!!! Santa va a volver!!! Y desde ya: cuando tenga la oportunidad de ir a Tandil a verlos, ¡¡lo iré a ver!!

Gracias a Cosa de Serranos por la posibilidad de expresarme y ojalá que nos crucemos en otra final con mi viejo como técnico y Santa como equipo, ¡¡saludos a todos los tandilenses!!

Deja un comentario

Top