Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

JULIA BRAGGIO SE ENCUENTRA TRABAJANDO EN UNA FERIA DE TARRAGONA

La tandilense que ya supo vivir una experiencia anteriormente en tierra española, volvió a emigrar hace algunas semanas y nos contó, desde allá, a dónde es que está y haciendo qué.

Tras un breve paso por Madrid y Alcalá de Henares, y luego de hacer varios cursos de tango en Tandil, que tal vez le sirvan para dar clase allá (algo que está muy de moda), Julia Braggio comenzó a trabajar en una feria de Tarragona, donde ya le habían quedado conocidos contactos. “Esto queda en la región de Catalunya, un lugar hermoso por lo poco que me tocó conocer hasta ahora. Es que estoy trabajando doce horas diarias. Y luego ya tendré tiempo para recorrer”, cuenta.

Acá por supuesto –prosigue- todo el mundo habla en catalán, y yo también, ja, ja. Esto de la feria me está volviendo más poliglota que nunca. Tengo dos vecinos de puesto que son brasileros y con ellos hablo solo portugués, me defiendo. Tarragona tiene playa, da a la costa del Mediterráneo, del puesto puedo ver a unas cinco cuadras pero para llegar a el tengo que caminar como quince, porque entre medio están las vías del tren, justo frente al mar. Es por la rambla Nova de Tarragona”.

Estoy viviendo en un departamento de la ostia, muy lindo, justo enfrente al mirador que les digo, así que muy feliz. Tras este trabajo tal vez me vaya a Ibiza o Barcelona a ver a unos amigos. Y después, aparentemente, completaría la temporada en Puerto Banus (Marbella), vamos a ver”, sintetizó Braggio y le deseamos la mejor de las suertes por dichas tierras.

Deja un comentario

Top