Está aquí
Home > Deportes > PUCHI GONZALEZ HIZO UN REPASO DE SU GRAN TEMPORADA EN EL CALCIO

PUCHI GONZALEZ HIZO UN REPASO DE SU GRAN TEMPORADA EN EL CALCIO

El delantero tandilense cerró una temporada brillante en Novara Calcio, alcanzando un lugar en la Serie B. Contó aspectos de la campaña, de su vida en Europa y las expectativas para lo que viene.

Pablo Andrés González parece haber encontrado su lugar en el mundo. Novara, en el Piamonte italiano, lo cobijó durante el último año, durante el cual “Puchi” tuvo varias de las mayores alegrías de su trayectoria futbolística.

El tandilense logró cumplir con creces en Novara Calcio, una centenaria institución con la que logró el ascenso desde la Lega Pro a la Serie B, donde militará en el ciclo 2010/2011.
A los 25 años, el hijo de Daniel y hermano de Mariano podrá mostrarse en la categoría más importante del ascenso italiano.

La oportunidad le llega después de haber anotado 5 tantos en el reciente campeonato (fue el cuarto goleador del equipo) y de haber conseguido resonantes actuaciones en la Copa Italia, donde incluso llegó a vulnerar la valla del poderoso Milan.

De descanso en su ciudad, el ex Independiente y Grupo Universitario recibió a El Eco de Tandil y no dejó pregunta sin responder.

-¿Qué evaluación hiciste de tu primera temporada en el fútbol italiano?
-La verdad que me fue muy bien, en lo grupal y sobre todo en lo personal. Llegar a Italia, encontrar un equipo tan bien organizado y salir campeón fue lo máximo que podía esperar. Además, jugué bastante más de lo que imaginaba.

-¿Qué encontraste a tu llegada, alguna pretemporada muy exigente?
-No, creo que la pretemporada es como en todas partes. Después, durante el año, el mantenimiento es diferente. Se hace menos físico y se trabaja más con la pelota.

-En cuanto a jugadores, ¿el nivel es el que esperabas ver?
-Hay jugadores muy capacitados, algunos conocidos en Italia y sobre todo en esa categoría. Es difícil llegar, pero a la vez que te adaptás si estás en ese nivel. La gran diferencia es el profesionalismo, solamente hay que dedicarse a jugar.

-¿Cómo es la estructura táctica de Novara y en qué posición jugaste?
-Lo hice como el típico “9” italiano, tocando pocas pelotas y en muchos casos de espaldas al arco para buscar al compañero que llega de frente. Generalmente lo hacíamos con dos delanteros y otras veces con tres, donde yo era el que me movía más en el área. Lo que casi no hay es enganche clásico, sino que es un delantero más.

-¿El equipo se reforzará para jugar en segunda división?
-Sí, yo entro a la página del club y me entero de las incorporaciones. Otros vuelven a sus clubes, como el caso de Emmanuel Ledesma, el otro argentino que estaba en el plantel. Su pase es de Genoa y tiene que volver ahí.

-Lo que más nos llegó como noticia fue tu gol al Milan y la campaña en Copa Italia. ¿Para vos también resultó lo más destacado de la temporada o no se compara con lograr el ascenso?
-Son cosas diferentes. El ascenso era el objetivo principal y se logró. En la Copa Italia eliminamos a Parma y Siena, hasta que nos dejó afuera el Milan. Para mí, haberle hecho dos goles al Siena y uno al Milan fue muy importante. También el equipo se dio cuenta que al fútbol son once contra once y es cuestión de no achicarse contra nadie.
Nosotros perdimos 2-1 con el Milan un miércoles, en el Giuseppe Meazza, y al domingo siguiente estábamos jugando de visitantes con el Como. Empatamos 0-0 y nos dimos cuenta de que teníamos que mantener la misma concentración para todos los partidos.

-Para el jugador de Novara, ¿qué representa ir a visitar al Milan?
-Se vive de manera especial, con alegría y emoción. Una vez que entrás a la cancha va cambiando todo. Nosotros fuimos un poco a ver qué hacían ellos, nos hizo el gol Inzaghi y salimos a jugar más. Me tocó empatar en el inicio del segundo tiempo y tuvimos 15-20 minutos de dominio. Después nos quedamos afuera por un golazo de Flamini, pero nos demostramos que es cuestión de estar tranquilos y animarse.

-¿Te impresionó algún jugador en particular?
-Inzaghi, porque por tele lo veía con poca técnica o que solamente era oportuno para el gol. Pero en la cancha te das cuenta la forma en que se mueve, en todas las jugadas aparece solo porque sabe desmarcarse. Y Ambrosini también me gustó porque corre mucho y juega bien, además de que se manejó con humildad dentro de la cancha, sin hacernos sentir la diferencia de categorías ni trayectorias. También nos trató muy bien el técnico, el brasileño Leonardo, y nos regalaron camisetas.

-¿Te llevaste la de alguno?
-No. Un compañero suizo y yo nos fuimos calientes, porque lo podríamos haber ganado, y en ese momento ni pensábamos en camisetas. Cuando se me pasó la bronca y volví, ya se habían ido todos (risas).

A la distancia
-¿La ciudad de Novara es comparable a Tandil?
-Es un poco más chica y más tranquila que la nuestra. Nuestro equipo es el más importante de la ciudad, y después hay otros en categorías menores.

-¿Tienen mucho apoyo del público?
-Sí, en los últimos partidos jugábamos a cancha llena, con algo de 6.000 personas. También en otra época del año había menos público por las bajas temperaturas. El domingo es el día de descanso y mucha gente lo aprovecha para salir con la familia. En la próxima temporada jugaremos los sábados, así que tendremos mayor acompañamiento, además de tratarse de una categoría mayor.

-¿Encontraste tandilenses allá? ¿Tenías contacto con Mariano, que estaba en Portugal?
-Con Mariano hablábamos todas las semanas y viajamos a visitarlo con mi novia cuando él tuvo la lesión, justo en la época que también fueron mis viejos. Y con tandilenses, Facu Vistalli vive a media hora de casa, además de otros chicos amigos de Mariano. También hablé un par de veces con Nacho Alvarez Castillo, al que conocía porque entrené poco tiempo con él en la época de Independiente.

-Cuando jugaste el último Argentino B (17 goles en el Grupo Universitario de 2008/2009), ¿te planteabas firmemente llegar al profesionalismo?
-Sí, yo aquella vez vine a Tandil para estar con mi familia, ponerme bien en todo sentido y volver a irme. Se dio gracias a Richard Zarini, a la campaña que hicimos con Grupo y a toda la gente que me ayudó. Se me están dando las cosas y ojalá pueda seguir así.

-¿Ahora te proponés nuevos objetivos?
-Sí, claro. A medida que van pasando las cosas, uno quiere llegar más lejos. El objetivo es ser titular con mayor continuidad, ganarme un lugar en el equipo y destacarme.
Siamo fuori.

-¿Cómo creés que habrán vivido los italianos la eliminación en primera ronda del Mundial?
-Seguramente con una gran desilusión, aunque eran un poco conscientes de que no era la Italia que logró el título cuatro años antes. No se imaginaban quedar afuera en la zona, pero no esperaban una gran campaña.

-¿Les falta recambio?
-Italia no venía jugando bien y encima quedaron afuera de la lista Totti, Del Piero y Cassano. Era un plantel de buenos jugadores, pero muchos no tan conocidos a nivel mundial.

-¿Tenía demasiados jugadores de equipos menores, al tener los clubes grandes tantos extranjeros en sus planteles?
-Claro, en la selección casi no había jugadores de los equipos con mayor roce internacional. Eso se siente.

-¿Los italianos son hinchas de la selección, como somos acá?
-Sí, en eso es igual. También es como acá: si le va bien nos ponemos contentos, pero si la cosa va mal salimos a criticar a todos.

Deja un comentario

Top