Está aquí
Home > Todo y Nada > MUNDIAL: TANDIL ESTALLO E ISABEL SANIN NOS CUENTA SU FESTEJO DESDE NUEVA YORK

MUNDIAL: TANDIL ESTALLO E ISABEL SANIN NOS CUENTA SU FESTEJO DESDE NUEVA YORK

Los tandilenses volvieron a copar la esquina de Pinto y Rodríguez. Y la coterránea, radicada en EE.UU, nos cuenta cómo lo vivieron desde allá. ¿Tantos argentinos hay?

Los hinchas le pusieron color al gris atardecer del domingo en nuestra ciudad. Muchas camionetas y autos rondaron la plaza céntrica a puro bocinazo y cánticos.

La esquina de Pinto y Rodríguez volvió a cubrirse de gorros, banderas y camisetas, para seguir luego hasta la esquina de Multimedios El Eco. Este domingo, se sumaron los redoblantes para acompañar los cánticos. Tampoco faltaron las cornetas (vuvuzelas, sólo en Sudáfrica) y la pirotécnica, publica El Eco de Tandil.

El día (no laborable) también mostró una larga fila de coches que a paso de hombre recorrió las calles céntricas a los bocinazos y desplegando banderas argentinas desde las ventanillas. De algún auto se escuchó el himno del mundial (“Waving Flag”), mientras un nene miraba desorientado a los jóvenes caminando hacia la multitud y a los padres con sus hijos en los brazos uniéndose al festejo.

“El jugador del pueblo”
Argentino, soy, y vos sos la alegría de mi corazón”, fue una de las primeras letras populares de cancha que se escucharon y que cada uno de los presentes gritó agitando sus brazos y saltando.

Ya en Pinto y Rodríguez, muchos se encontraron con conocidos y, los más futboleros, no perdieron la oportunidad para comentar el partido. Unánimemente, Carlos Tevez fue quien se llevó los mayores elogios. El “Apache”, como lo bautizara un relator, o simplemente “Carlitos”, es, como lo definió Diego Maradona, “el jugador del pueblo”.

Su primera conquista y el zapatazo que clavó en el ángulo del mexicano Oscar Pérez quedaron, en la mayoría de los casos, al margen de los comentarios. El sacrificio y el corazón que pone el número 11 en la cancha sobran para ubicarlo entre los más queridos.
Pero mientras unos hablaban de fútbol, otros se sacaban fotos o filmaban a la ciudad atrás de un sentimiento bajo el cielo gris del atardecer. Ninguno dejó de cantar y saltar ni un segundo.

Isabel nos cuenta cómo lo vivieron en Nueva York

¡Qué goleada, estoy re feliz, especialmente ganarle a los mexicanos, ya que para nosotros, los argentinos, aquí (Nueva York), en general , es como haber ganado casi el campeonato. Ayer fue un loquero las calles con banderas, los autos, las casas. No tienen idea lo que fue esto, yo me acosté ronca de gritar "Abajo, arriba, mexicanos a la deriva".

Y… “Despacito, despacito, despacito, les rompimos…”. En la panadería Río de la Plata nos juntamos todos y había más de 2 cuadras de largo de argentinos gritando en la vereda con una bandera que mide 50 metros con bombos, gorros, banderas. Los perros con camisetas, esto fue inolvidable y para terminar: José Luis hizo asado en el fondo de casa, con vino argentino. Un gran abrazo para todos los tandilenses, a la distancia y ¡¡VIVA ARGENTINA!!! VAMOS A GANAR!!!

Deja un comentario

Top