Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > TRES TANDILENSES QUE TRABAJAN PARA EL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

TRES TANDILENSES QUE TRABAJAN PARA EL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

(3 comentarios). Mariano Rusconi, Luis Guerrero y Facundo Tapia están laburando para la jefatura de Mauricio Macri en distintas áreas vinculadas a la recolección de residuos.

Tomó la palabara, por pedido nuestro, Mariano Rusconi, quien fue el primero de los tres tandilenses en ingresar al novedoso sistema que propuso, ya hace un tiempo, el Jefe de Gobierno: Mauricio Macri.

-Contá un poco en qué consiste vuestra labor.
Luis Guerrero está en el proyecto denominado “domiciliario”. Se encarga de controlar a los recuperadores urbanos de una zona determinada. Facundo "Morrón" Tapia está en logística, se ocupa de controlar los camiones y colectivos destinados a los proyectos de domiciliario y grandes generadores. Y yo, actualmente, estoy en el proyecto Microcentro. Consiste en el reciclaje. Lo que hacemos es capacitar todos los edificios que se encuentran en dicha zona porteña para que  separen el material reciclable. Después, le asignamos un recuperador urbano a cada edificio para que retire el material, de ahí los trasladamos a un predio ubicado en Barracas en donde vuelven a separar el materia (papel, cartón, plástico etc.) para vender a los compradores que se ubican en dicho predio.  Actualmente todos los recuperadores reciben un incentivo económico el cual se base en un “scorring” (no romper bolsas, no tomar alcohol, presentismo etc.) y lo tienen que cumplir. Además, tienen una obra social  y reciben del Gobierno ropa, bolsones, el traslado de sus carros en camiones y el de ellos en colectivos, sin ningún cargo.

¿Cómo fue que comenzaste y cuál vendría a ser tu actividad diaria específica?
-Comencé en noviembre del 2008, primero estuve en el área de logística y después, hace aproximadamente 7 meses, pasé al proyecto en el que estoy ahora. Entré por un conocido que tenia en mi anterior trabajo, él ingreso en el Ministerio de Ambiente y Espacio Publico y me comento qué era lo que estaba haciendo y me prendí de una, sin dudarlo, con la ganas de sumar más experiencia.  
Lo bueno de este trabajo es que es muy variado, algunos días arranco muy temprano y otros más tarde. Casi siempre arranco con alguna reunión, empresas del microcentro, después paso por la oficina y a eso de las 18 me voy para microcentro, donde arranca el trabajo de los recuperadores urbanos. Ellos arrancan a esa hora, cuando el camión del Gobierno llega con sus bolsones y cada uno tiene está identificado con un número. Empiezan a retirar el material reciclable hasta las 21, que se dirigen al predio ubicado en Barracas. Ahí, más o menos, se quedan hasta las 2 de la madrugada.

¿Cuáles son los pro y los contra de tu trabajo?
-La verdad: todo lo que hago me gusta. Lo que menos me agrada es que hay días que arranco muy temprano y termino muy tarde.

-¿Cómo es el trato con los recogedores?
-El trato es increíble, son personas súper respetuosas y trabajadoras. Todos te tratan muy bien, tienen bien claro que vos estás para ayudarlos. Aunque cuesta ganarse su confianza, con el tiempo ven como sos y empiezan a ceder, ellos piensan que cada persona que se la acerca es para sacarle alguna ventaja, por eso el principio es complicado. Nosotros tenemos tal confianza que vamos a comer a sus casas, organizamos asados o partidos de fútbol.

-¿Y cómo es la experiencia de entrar a zonas marginales de Buenos Aires?
-Sí, a diario estamos dentro de la Villa 31, Fiorito, La Cava, Villa Caraza, 1-11-14, etc. Al principio, siempre entrábamos con algún referente del lugar. Ahora, con el tiempo, ya nos conocen todos, saben los que hacemos y pasamos sin problemas. Es muy triste ver las realidades que se viven ahí adentro, quiero dejar bien en claro que no todas las personas que están ahí adentro son ladrones, como muchos dicen. Se trata de personas que no tienen las oportunidades que tienen otros. Es triste ver nenes de 5 años drogándose en las esquinas o tirados consumidos por el paco. Creo que muchos tendrían que entrar ahí y ver qué pasa, nosotros con mi grupo de trabajo además de dedicarnos al reciclado pasamos horas escuchando a la gente y tratándolos de ayudar desde lo que podamos. Siempre los acompañamos a los hospitales, cuando alguno tiene algún inconveniente sabe que nosotros estamos y eso es de gran ayuda para ellos. La droga es un tema muy complicado y hoy en día cualquiera está al alcance y realmente es triste ver madres llorando porque no puede hacer nada con sus hijos.

-¿Tenés trato o roce personal con el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri?
-No, la verdad nunca tuve un contacto directo, muchas veces pasó a saludar a los recuperadores pero nunca coincidimos en esos lugares.

-¿A qué aspirás el día de mañana estando donde te desempeñás?
-No pienso mucho en el futuro, vivo el día a día. Sé que esto, por ahí, es pasajero porque cambia el Gobierno y por ahí te vas. Yo me quedo con las alegrías diarias, ver personas que se acercan y te agradecen porque gracias a esto sus hijos, esposos o algún conocido logró salir del robo y las drogas. Ver esas sonrisas creo que vale más que cualquier cosa, lo único que aspiro es que cuando, en algún futuro lejano, estén sentados varios de ellos y recuerden mi nombre, lo recuerden con alegría.

-¿Cómo te llevás, en general, con la política?
-Al principio es todo muy raro, yo venía de trabajar en una empresa privada y te regís por un horario, acá podes estar durmiendo y te suena el teléfono por equis motivo y te tenés que levantar y salir. Sos casi un 24 horas. Por el lugar en el que estoy, no tenemos muchos roces con los políticos. De eso se encarga la superior de la dirección a la que pertenezco. El ambiente es muy bueno, estoy con unos de mis mejores amigos (se refiere a Tapia) y, además, tenemos un gran grupo de trabajo y eso hace que todos los días sean placenteros.

Deja un comentario

Top