Está aquí
Home > Noches y Espectáculos > LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

LOS MABELOS GENERARON CARCAJADAS EN EL TEATRO DE LA CONFRATERNIDAD

(1 comentario). Les debía, desde el lunes pasado, la crónica del show que presentó el trío huomorístico el domingo pasado y finalmente la publicamos en El Eco de Tandil.

El Eco de Tandil presenció el debut, en tal escenario, del trío humorístico tandilense que dirige Pepo Sanzano. Los jóvenes confesaron su anhelo de emigrar, en 2011, a Buenos Aires.

Nacho Ansa tiene el don de graficar, cual marioneta pero en forma humana, lo que la música dicta con una habilidad que realmente pasma. Mariano Rótolo brilla en el papel de entrevistado explayándose sobre gases humanos y Nico Mazza, tal vez, sea el as de este trío de actores comediantes que el día de mañana pueden cruzar la vereda del género pero da la impresión que nunca perderán esa química tan especial que los integra y potencia.

El Eco de Tandil convivió en el camarín en la instancia previa al debut de Los Mabelos en el Teatro de la Confraternidad, el domingo pasado y con la producción de Sanfain, y fue un placer percibir el momento de nerviosismo que todo intérprete naturalmente tiene. Ansa contaba, fuera de la nota, que al momento de saltar al escenario se arrepiente, en ese preciso instante, de ser actor. Ahora, cuando le toca estar abajo, de espectador, se deshace de ganas por saltar a la tarima. Rótolo padece los nervios desde días antes que el resto y Mazza relataba que la letra se le esfuma de la memoria como por arte de magia.

Actores de ley, nada de esto se notó en el escenario porque el trío humorístico, orquestado por Pepo Sanzano, hizo lo que la cita pedía: generar la crujida de barrigas ajenas.

Con un buen abanico de sketches que van desde un Mazza haciendo “hitlerianamente” de Adolfo y una traducción insólita por parte de Rótolo, a la sinfonía de globos, el papel de un cura que confiesa a dos arrepentidos en discordia y termina cerrando el trío o la genial coreografía explicada en la que los jóvenes muestran un especial talento para hacer reír sin hablar, Los Mabelos tienen pasta como para ya dar el salto a teatros porteños.

Sanzano le manifestó a este Diario: “Tienen un humor muy particular de ellos. Pasan arriba del escenario lo que habitualmente tienen como código de humor, cotidianamente, ellos. Tienen algo muy especial que es lo corporal, lo rítmico, entonces, eso tiene que ver mucho con lo musical que ponen en escena”.

Como para definirlos técnicamente –amplía- con un estilo de humor: tiene que ver con la estudiantina pero muy refinada. Digamos, Les Luthiers era una estudiantina al principio que tenía que ver con la deformación de las canciones tradicionales. Después, empezaron a crear sus propias canciones y ponerle los instrumentos informales. Acá, creo que el camino es el mismo porque la estudiantina no se queda en el aspecto de la parodia costumbrista sino que va más allá”.

Ignacio Ansa ya se instaló en Capital Federal y está realizando un posgrado en producción teatral y “entrenando con Andrea Garrote. Estoy muy contento por estar aprendiendo nuevas cosas”, comentó.

-Ya se fue Nacho. ¿Tienen pensado actuar en Buenos Aires los tres juntos, como Mabelos?
-Nico: Sí. El año que viene vamos a estar instalados los tres allá. Y la idea es también buscarle alternativas. El día de mañana puede llegar a ser otra obra, un dramón. Hoy es el humor.
-Nacho: Con un estilo propio, sí, la idea es estar abiertos a lo que sea. Obra de humor, monólogo de Stand Up. Como todo artista, queremos poder vivir de esto.

Acostumbrados a actuar en boliches como Paca, Mariano Rótolo sostuvo que en el teatro se sienten más cómodos desde la seguridad y confianza que les brinda el saber que los espectadores estarán especialmente atentos a ver su show. Además, en su caso, también cuenta con la formación de pertenecer a la obra “Nada que ver” y cuenta que realizar una función y la otra es “completamente lo opuesto. En el teatro oscuro se deja de lado el ego del actor y esas ansías de protagonismo. Aparecen otros sentidos”.

No olvidarán toda esta formación de boliches y teatros tandilenses cuando el día de mañana hagan crujir barrigas foráneas.

 

PD: Les adjunto también, ya que estoy, algunas fotitos que les debía del otro día.

Deja un comentario

Top