Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > EL RENCOR DE HORACIO MONACO

EL RENCOR DE HORACIO MONACO

(1 comentario). Una excelente anécdota que el avezado lector y amigo del sitio, Daniel Dorta, compartió con nosotros…

Finalizado el torneo oficial de la Liga Tandilense de Fútbol, el club Independiente organizó en su cancha, un torneo de seven, donde podían actuar hasta tres jugadores en actividad.-

Fue en la década del 80´, y por supuesto armamos un equipo de amigos, representando a Pico’s Deportes, la casa de venta de ropa deportiva de Pico Mónaco.-

Se jugaba los días sábados por la tarde y comenzó en el mes de noviembre y duró 2 meses.- Una época ideal para la práctica del fútbol.-

En nuestro equipo atajaba el “Papa” Roberto Groppa, jugaban Horacio Mónaco (en la foto junto a Daniel Dorta), Walter Canale, Pico Mónaco, Daniel Romeo, “Chuni” y “Coco” Monsalvo, José Río, Ricardo Montoya y quien escribe, Daniel Dorta, todos amigos y ex – jugadores de Gimnasia y Esgrima.-

Ya habíamos jugado varios partidos, íbamos punteros, y nos enfrentábamos en esa tarde soleada a un equipo de Villa Italia, donde jugaba el “Negro” Ulloa y su hermano, quienes años atrás, habían sido jugadores de Gimnasia y Esgrima.-

El partido nos estaba saliendo bárbaro. Jugábamos bien, ganábamos por 5 goles, nos estábamos divirtiendo y todo tranquilo.

Ya estábamos jugando la 2da. etapa. Luego de un ataque nuestro, la defensa contraria rechaza un balón y cae a los pies del Negro Ulloa, que emprende veloz corrida.-

Esto nos pasó por la diferencia que llevábamos, ya que hasta nuestros defensores querían hacer goles. Entonces, fuimos sorprendidos por un contragolpe rival.

Ulloa arranca por la derecha del equipo rival, y nosotros vimos a Horacio Mónaco, que era nuestro último defensor en ese momento, cruzar a gran velocidad la cancha para interceptar a Ulloa.

Pero veíamos que Horacio iba como para voltearlo, cosa que el partido no daba para ello.-

Cuando enfrenta a Ulloa, en forma vehemente, lo cruza como si el partido estuviese 0 a 0 y sobre la finalización del mismo.

Lo quebró” – pensé para mí, y creo que todos los que estábamos jugando pensamos lo mismo.

Ulloa quedó desparramado en el piso pegando tremendos gritos de dolor, y cuando nos acercamos nos dimos cuenta, que lo que habíamos pensado, era una realidad.-

El “Negro” sufrió una fractura de tibia y peroné.-

Tratamos de no moverlo y pedimos la camilla para llevarlo a un centro hospitalario, cuando el “Negro”, desde el suelo y con mucho dolor, le dice a Horacio:

“Horacio, mirá lo que me hiciste…"

La respuesta de Horacio, fue tajante, y nos dejó sin palabras a todos.

“Me hubieses devuelto la guitarra”

En su época de jugador de Gimnasia, 12 años antes, el “Negro” Ulloa le había pedido una guitarra eléctrica prestada a Horacio, ya que los dos compartían esa pasión.-

¡¡¡Y no se la había devuelto!!!

El sábado siguiente, fuimos otra vez a cancha de Independiente a jugar la fecha siguiente, cuando nos bajamos del auto, estaba el “Negro” Ulloa, con yeso en su pierna, con muletas y con una guitarra en la mano…

Deja un comentario

Top