Está aquí
Home > Noches y Espectáculos > PERDON RAMON EXPLOTO EL SABADO Y ESTUVO MEJOR AUN EL DOMINGO

PERDON RAMON EXPLOTO EL SABADO Y ESTUVO MEJOR AUN EL DOMINGO

El boliche que le pide disculpas a la Avenida Santamarina rebalsó de personas en la noche sabatina y, con menos gente, el domingo estuvo en la medida justa: muy bueno. La crónica, algunas pocas fotos y una rata de regalo (cuac).

Cosa de Serranos estuvo el domingo y cuentan que el sábado fue demasiado, que tanta gente generó un desorden y calor agobiante “desmotivador”. El comentario generalizado fue “de tanta gente, estuvo choto”. Pero, claro, eso es según la óptica con que se lo mire porque habrá personas que gustarán de verse apretujadas.

El domingo también se vivieron momentos de alta temperatura, pero se podría decir que el boliche de la Avenida Santamarina estuvo en su tónica justa, con gente proporcionada entre hombres y mujeres. La noche estuvo buena y se vieron varias perlitas como la profe de inglés que, pasada en copas, casi no reconocía personas hasta que se tuvo que ir acompañada por su galán, el ingeniero agrónomo. Aunque sus amistades negaban, con notable caradurez y lealtad hacia ella, que su estado se viera alterado. Obvio, no faltó la “foto cábala” a nuestra amiga la Vasca y agradecemos a todos aquellos que se declaran fieles lectores del sitio.

Siendo las 5:30 se comenzó a desalojar el local y no faltó aquel que intentó ingresar recién a esa altura de la noche. Un caradura.

Muchas mujeres se fueron solas pero muchos más hombres corrieron esa misma suerte. En otras palabras: como siempre. Después, también estuvo el pillo que acompañó una chica a su casa y volvió por otra. Pero tenemos códigos y lo dejamos ahí.

Ya en el epílogo de la jornada bolichera Mariano Rusconi tuvo la gentileza de entrevistar sobre la misma Esso, lindante con Ramón, a un par de porteñas y una de ellas (ver el video) declaró que se llevó unos besos… ¿de quién habrán sido?

 

PD: De retorno a casa nos cruzamos un bichito hermoso que lamentablemente "caducó" en plena Garibaldi y no quisimos dejarlo afuera de las placas. ¿Está mal? Las disculpas del caso a quienes les dé impresión.

Deja un comentario

PERDON RAMON EXPLOTO EL SABADO Y ESTUVO MEJOR AUN EL DOMINGO

El boliche que le pide disculpas a la Avenida Santamarina rebalsó de personas en la noche sabatina y, con menos gente, el domingo estuvo en la medida justa: muy bueno. La crónica, algunas pocas fotos y una rata de regalo (cuac).

Cosa de Serranos estuvo el domingo y cuentan que el sábado fue demasiado, que tanta gente generó un desorden y calor agobiante “desmotivador”. El comentario generalizado fue “de tanta gente, estuvo choto”. Pero, claro, eso es según la óptica con que se lo mire porque habrá personas que gustarán de verse apretujadas.

El domingo también se vivieron momentos de alta temperatura, pero se podría decir que el boliche de la Avenida Santamarina estuvo en su tónica justa, con gente proporcionada entre hombres y mujeres. La noche estuvo buena y se vieron varias perlitas como la profe de inglés que, pasada en copas, casi no reconocía personas hasta que se tuvo que ir acompañada por su galán, el ingeniero agrónomo. Aunque sus amistades negaban, con notable caradurez y lealtad hacia ella, que su estado se viera alterado. Obvio, no faltó la “foto cábala” a nuestra amiga la Vasca y agradecemos a todos aquellos que se declaran fieles lectores del sitio.

Siendo las 5:30 se comenzó a desalojar el local y no faltó aquel que intentó ingresar recién a esa altura de la noche. Un caradura.

Muchas mujeres se fueron solas pero muchos más hombres corrieron esa misma suerte. En otras palabras: como siempre. Después, también estuvo el pillo que acompañó una chica a su casa y volvió por otra. Pero tenemos códigos y lo dejamos ahí.

Ya en el epílogo de la jornada bolichera Mariano Rusconi tuvo la gentileza de entrevistar sobre la misma Esso, lindante con Ramón, a un par de porteñas y una de ellas (ver el video) declaró que se llevó unos besos… ¿de quién habrán sido?

 

PD: De retorno a casa nos cruzamos un bichito hermoso que lamentablemente "caducó" en plena Garibaldi y no quisimos dejarlo afuera de las placas. ¿Está mal? Las disculpas del caso a quienes les dé impresión.

Deja un comentario

PERDON RAMON EXPLOTO EL SABADO Y ESTUVO MEJOR AUN EL DOMINGO

El boliche que le pide disculpas a la Avenida Santamarina rebalsó de personas en la noche sabatina y, con menos gente, el domingo estuvo en la medida justa: muy bueno. La crónica, algunas pocas fotos y una rata de regalo (cuac).

Cosa de Serranos estuvo el domingo y cuentan que el sábado fue demasiado, que tanta gente generó un desorden y calor agobiante “desmotivador”. El comentario generalizado fue “de tanta gente, estuvo choto”. Pero, claro, eso es según la óptica con que se lo mire porque habrá personas que gustarán de verse apretujadas.

El domingo también se vivieron momentos de alta temperatura, pero se podría decir que el boliche de la Avenida Santamarina estuvo en su tónica justa, con gente proporcionada entre hombres y mujeres. La noche estuvo buena y se vieron varias perlitas como la profe de inglés que, pasada en copas, casi no reconocía personas hasta que se tuvo que ir acompañada por su galán, el ingeniero agrónomo. Aunque sus amistades negaban, con notable caradurez y lealtad hacia ella, que su estado se viera alterado. Obvio, no faltó la “foto cábala” a nuestra amiga la Vasca y agradecemos a todos aquellos que se declaran fieles lectores del sitio.

Siendo las 5:30 se comenzó a desalojar el local y no faltó aquel que intentó ingresar recién a esa altura de la noche. Un caradura.

Muchas mujeres se fueron solas pero muchos más hombres corrieron esa misma suerte. En otras palabras: como siempre. Después, también estuvo el pillo que acompañó una chica a su casa y volvió por otra. Pero tenemos códigos y lo dejamos ahí.

Ya en el epílogo de la jornada bolichera Mariano Rusconi tuvo la gentileza de entrevistar sobre la misma Esso, lindante con Ramón, a un par de porteñas y una de ellas (ver el video) declaró que se llevó unos besos… ¿de quién habrán sido?

 

PD: De retorno a casa nos cruzamos un bichito hermoso que lamentablemente "caducó" en plena Garibaldi y no quisimos dejarlo afuera de las placas. ¿Está mal? Las disculpas del caso a quienes les dé impresión.

Deja un comentario

PERDON RAMON EXPLOTO EL SABADO Y ESTUVO MEJOR AUN EL DOMINGO

El boliche que le pide disculpas a la Avenida Santamarina rebalsó de personas en la noche sabatina y, con menos gente, el domingo estuvo en la medida justa: muy bueno. La crónica, algunas pocas fotos y una rata de regalo (cuac).

Cosa de Serranos estuvo el domingo y cuentan que el sábado fue demasiado, que tanta gente generó un desorden y calor agobiante “desmotivador”. El comentario generalizado fue “de tanta gente, estuvo choto”. Pero, claro, eso es según la óptica con que se lo mire porque habrá personas que gustarán de verse apretujadas.

El domingo también se vivieron momentos de alta temperatura, pero se podría decir que el boliche de la Avenida Santamarina estuvo en su tónica justa, con gente proporcionada entre hombres y mujeres. La noche estuvo buena y se vieron varias perlitas como la profe de inglés que, pasada en copas, casi no reconocía personas hasta que se tuvo que ir acompañada por su galán, el ingeniero agrónomo. Aunque sus amistades negaban, con notable caradurez y lealtad hacia ella, que su estado se viera alterado. Obvio, no faltó la “foto cábala” a nuestra amiga la Vasca y agradecemos a todos aquellos que se declaran fieles lectores del sitio.

Siendo las 5:30 se comenzó a desalojar el local y no faltó aquel que intentó ingresar recién a esa altura de la noche. Un caradura.

Muchas mujeres se fueron solas pero muchos más hombres corrieron esa misma suerte. En otras palabras: como siempre. Después, también estuvo el pillo que acompañó una chica a su casa y volvió por otra. Pero tenemos códigos y lo dejamos ahí.

Ya en el epílogo de la jornada bolichera Mariano Rusconi tuvo la gentileza de entrevistar sobre la misma Esso, lindante con Ramón, a un par de porteñas y una de ellas (ver el video) declaró que se llevó unos besos… ¿de quién habrán sido?

 

PD: De retorno a casa nos cruzamos un bichito hermoso que lamentablemente "caducó" en plena Garibaldi y no quisimos dejarlo afuera de las placas. ¿Está mal? Las disculpas del caso a quienes les dé impresión.

Deja un comentario

PERDON RAMON EXPLOTO EL SABADO Y ESTUVO MEJOR AUN EL DOMINGO

El boliche que le pide disculpas a la Avenida Santamarina rebalsó de personas en la noche sabatina y, con menos gente, el domingo estuvo en la medida justa: muy bueno. La crónica, algunas pocas fotos y una rata de regalo (cuac).

Cosa de Serranos estuvo el domingo y cuentan que el sábado fue demasiado, que tanta gente generó un desorden y calor agobiante “desmotivador”. El comentario generalizado fue “de tanta gente, estuvo choto”. Pero, claro, eso es según la óptica con que se lo mire porque habrá personas que gustarán de verse apretujadas.

El domingo también se vivieron momentos de alta temperatura, pero se podría decir que el boliche de la Avenida Santamarina estuvo en su tónica justa, con gente proporcionada entre hombres y mujeres. La noche estuvo buena y se vieron varias perlitas como la profe de inglés que, pasada en copas, casi no reconocía personas hasta que se tuvo que ir acompañada por su galán, el ingeniero agrónomo. Aunque sus amistades negaban, con notable caradurez y lealtad hacia ella, que su estado se viera alterado. Obvio, no faltó la “foto cábala” a nuestra amiga la Vasca y agradecemos a todos aquellos que se declaran fieles lectores del sitio.

Siendo las 5:30 se comenzó a desalojar el local y no faltó aquel que intentó ingresar recién a esa altura de la noche. Un caradura.

Muchas mujeres se fueron solas pero muchos más hombres corrieron esa misma suerte. En otras palabras: como siempre. Después, también estuvo el pillo que acompañó una chica a su casa y volvió por otra. Pero tenemos códigos y lo dejamos ahí.

Ya en el epílogo de la jornada bolichera Mariano Rusconi tuvo la gentileza de entrevistar sobre la misma Esso, lindante con Ramón, a un par de porteñas y una de ellas (ver el video) declaró que se llevó unos besos… ¿de quién habrán sido?

 

PD: De retorno a casa nos cruzamos un bichito hermoso que lamentablemente "caducó" en plena Garibaldi y no quisimos dejarlo afuera de las placas. ¿Está mal? Las disculpas del caso a quienes les dé impresión.

Deja un comentario

Top