Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > NOS SALUDAN DESDE PARANA

NOS SALUDAN DESDE PARANA

“Hola: Soy adicto, por así, decirlo a ver por la web los diarios de Tandil, El Eco y La Voz y leí tu viaje hasta mi Paraná…”. Así comienza Mario García su e-mail para Cosa de Serranos, desde Entre Ríos.

Hola: Soy adicto, por así, decirlo a ver por la web los diarios de Tandil, El Eco y La Voz y leí tu viaje hasta mi Paraná. La ciudad donde nací y vivo hace 44 años, me gustó mucho tu relato y, bueno, cuando se inauguró el túnel subfluvial yo de la mano de mi viejo estuve allí, con tan sólo cuatro años.

Es verdad, entrás a Paraná y ni bien pasás el túnel te encontrás con un cuadro no muy pintoresco de mi ciudad. Sus calles están destrozadas pero bueno, es de destacar su costaneras y su río y nada más.
 
Conocí Tandil porque una bella mujer de allí me impulsó a viajar y debo confesar que viajando por la ruta, cuando alcancé  a divisar las sierras se me cerró el pecho de la belleza que estaba viendo a la distancia. Una vez en tu ciudad, me sorprendió la gente, ¡qué brindada que es! Tanto remiseros, empleados de tiendas, la señora que me alquilaba un dúplex en la calle Fulg, con una vista hermosa de ese maravilloso Parque Independencia, me trataron a cuerpo de rey.
 
Es una ciudad maravillosa, quedé enamorado de sus sierras, su limpieza y su buena gente. He viajado dos veces y espero para julio volver a estar allí. Es de destacar cómo me atendieron en un bar céntrico donde almorcé, cené y compartí unos buenos tintos con los parroquianos del lugar, ese bar de antaño llamado Bar Tito. Debería ser ¡patrimonio de la humanidad!
 
También visité la cervecería Antares, ¡unos capos! Me invitaron a degustar esas cervezas artesanales que en mi vida tuve oportunidad de conocer, subí a pie hasta el Castillo Morisco, una belleza única. Lamentablemente me faltó conocer mucho pero esta vez me quedaré por más tiempo. En mi nombre propio, agradezco a todos los tandilenses por dejarme expresar mi buen momento en esa ciudad soñada llamada Tandil.
 
Gracias, un abrazo bien entrerriano y ¡hasta siempre!

Deja una respuesta

Top