Está aquí
Home > Noches y Espectáculos > MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

MUCHOS TANDILENSES EN LA FIESTA DEL TERNERO

La multitudinaria joda de la ciudad vecina se vio muy concurrida por jóvenes de la serrana. Si medio Tandil estaba en Ayacucho, un cuarto de los mismos hizo “la previa” en lo de Marcos Trueba. Fotos y comentarios.

El patio de la casa de Marcos Trueba fue una excelente previa. Asado, cerveza, fernet y vino, muchos tandilenses hicieron base el finde allí. La verdad que Marcos y su concubino se re portaron porque “amortiguaron” una larga banda de chicos y chicas durmiendo, una parte, todos apretados y tirados por cualquier recoveco de la casa y, otros tantos, al fondo en una inmensa carpa.

La Fiesta del Ternero es un clásico de cada año y son muchísimos los tandilenses que no se la pierden jamás. Un caso extremo es el de la Vasca (Victoria Zayas), una verdadera infaltable. Cuenta la fábula que concurre desde muy pequeña e, incluso, una vuelta se fue ¡a caballo desde Tandil! “Ni idea cuantas veces vine, pero 15 tranquilamente”, le comentó ella a este sitio.

El propio Trueba es otro habitué obligado por residir allí, y nunca faltan los atorrantes de siempre como Fran Osa y Negro Lasarte que donde hay joda, ellos se anotan. Como así también Juancito Názabal.

También estuvieron las mellizas Delfina y Bernardita Cava, otro grupete de niñas tandilenses como el de Lucía Spósito, algunos estudiantes de Balcarce como el hombre que nuuuunca se recibe (Nicolás Safenrreiter), tipos piolas y con muchas anécdotas como Leandro Mutuberria y el actor Nico Mazza (pronto saldrán publicadas sus respectivas andanzas y vagancias) y otros tantos que se podrán apreciar en la galería de fotos.

Para los que nunca fueron, vayan. La Fiesta del Ternero es una avenida inundada de gente entusiasmadamente alcoholizada, a lo largo y lo ancho de la misma, bordeado el asfalto de bares y cantinas. Es tomad y comed. Mucho ruido y varias nueces. “Estaba medio Tandil”, tiró el Maca Fernández. Y es cierto, se vieron muchas caras conocidas y algunas Cosa de Serranos las comparte en imágenes. Desde la tardecita, por estos días, Ayacucho es toparse con un solo ternero al asador, son cientos y cientos los que se consumen y durante el día el remate es la jineteada que se pone brava. “Ahora habrá que ir a la fiesta del Ave de Raza”, avisó el Maca todavía golpeado por su ajetreado sábado.

Deja un comentario

Top