Está aquí
Home > Noches y Espectáculos > ANDA A SENTIR «NADA QUE VER»

ANDA A SENTIR «NADA QUE VER»

Es un espectáculo al que se asiste con los ojos cerrados, las funciones serán el jueves y viernes santos en el Club de Teatro en doble presentación, a las 22 y a las 24. Aquí una notita de El Eco de Tandil a sus integrantes.

Es un espectáculo que rompe con el paradigma de la imagen visual. Está pensado para ser disfrutado. Es un espectáculo al que se asiste con los ojos cerrados y es realizado por Margarita Alonso, Nacho Ansa, Cecilia Avellá, Mariana Ballent, Lucía Bianchini, Silvia Maillo, Cristian Majolo, Julieta Landívar, Carlos González, Juan Pablo Paz, Teresita Gaudiano, Victoria Silva y Mariano Rótolo.

-¿Cómo nace la idea de hacer teatro oscuro?

Marcela Juárez: -Yo estuve trabajando con percepción visual muchos años y este año en uno de los grupos del club les propuse que hiciéramos un espectáculo donde no participara la vista. Ellos se engancharon, empezaron a participar. Fue un proceso interesantísimo, pero no sabíamos qué resultado iba a tener con el público. Realmente la gente se ha acercado cada vez más.
-La obra implica taparle los ojos al público ¿Cómo los preparan?

Juan Pablo Paz: -Marcela se encarga de contarles de lo que trata, les cuenta que van a entrar con antifaces, les explicamos la metodología de la obra. Hay gente que a veces va un poco tensionada.

M.J: -Porque la oscuridad genera un poco de resistencia, por eso, intentamos que entren confiados.
Nacho Ansa: -El objetivo de la obra es que perciban con otro sentido que no sea la vista pero que disfruten.


Precisiones
-¿Ustedes armaron el guión?

J.P.P: -Es una creación colectiva.
M.J: -Tomamos algunos textos de poetas, hicimos recreaciones, improvisaciones.
-¿Qué me pueden decir del argumento?

M.J: -Que lo construye el espectador.
N.A: -Es una secuencia de imágenes. Son situaciones creadas a través de esas imágenes. Hay gente que se arma una historia propia, que nosotros no pensamos y da una explicación de lo que le pasó.

J.P.P: -No es una obra tradicional con un principio y un fin. Lo más interesante es el ida y vuelta, escuchar lo que el público vivió. Cosas que nosotros no nos habíamos imaginado que hubieran vivido.
M.J: -Nosotros buscamos una secuencia de situaciones que provocaran sensaciones.

-¿Cómo se organizan en un espacio tan reducido?

M.J: -Estamos muy bien organizados. Pero tenemos que ser muy precisos.

Sensaciones

-¿Qué sentidos se ponen en marcha?

J.P.P: -El oído, el olfato, el tacto.

M.J: -El entorno se construye con todos los demás sentidos. El espectáculo está lleno de imágenes que no son visuales. Suceden las escenas construidas desde todos los sentidos.

-¿El espectador agudiza su percepción?

J.P.P: -Sí, y se tocan ciertas emociones, es muy particular. Hay gente que se emociona mucho, que se ríe, se divierte.

-¿Les hacen devoluciones después de la obra?

M.J: -A veces les pedimos que nos escriban algo, o nos mandan un mail o los encontramos en la calle y nos comentan algo.

N.A: -Nosotros hacemos una propuesta abierta que el espectador termina cerrando desde su lugar.

M.J: -Lo más extraño de esto es que el actor debe correrse de su ego, de ser visto.

Deja una respuesta

Top